Manual 2:
Administración de la Iglesia

 

5.4 Obra del templo y de historia familiar

En los templos, los miembros de la Iglesia reciben ordenanzas y hacen convenios sagrados que son esenciales para la exaltación. Los miembros de la Iglesia también van a los templos a efectuar ordenanzas a favor de personas fallecidas que no han recibido las ordenanzas.

Los líderes del sacerdocio y de las organizaciones auxiliares les enseñan a los miembros acerca de las responsabilidades básicas en la obra del templo y de historia familiar, según se explica en los siguientes párrafos:

Animan a los miembros a recibir sus propias ordenanzas del templo y a ayudar a sus familiares más cercanos a que reciban las suyas. Los líderes enseñan a los miembros que el propósito de la investidura es prepararse para la exaltación, y no sólo para prepararse para el matrimonio o la misión.

Los líderes animan a cada miembro investido a tener una recomendación vigente para el templo y a ir al templo con la frecuencia que las circunstancias y las necesidades familiares lo permitan. También animan a los adultos que no han sido investidos y a los jóvenes de 12 años en adelante, incluso a los miembros nuevos, a tener recomendaciones de uso limitado para ir al templo con frecuencia para ser bautizados y confirmados por los muertos. Los líderes no establecen cuotas de participación ni sistemas para rendir informe en cuanto a la asistencia al templo. Cada miembro determina su propio nivel de participación en la obra del templo.

Los líderes del sacerdocio y de las organizaciones auxiliares enseñan a los miembros a participar en la obra de historia familiar al buscar los nombres de sus antepasados, al solicitar las ordenanzas del templo para ellos, si fuera necesario, y al efectuar ellos mismos dichas ordenanzas en el templo, si fuera posible.

Los líderes ayudan a los miembros a entender que no deben solicitar que se efectúen ordenanzas del templo por ninguna persona con la que no estén emparentadas sin la aprobación del pariente más cercano de dicha persona que esté vivo. Los líderes también ayudan a los miembros a entender que no deben hacer ese tipo de solicitudes por personas famosas con las que no estén emparentadas ni por personas cuyos datos se hayan conseguido por medio de proyectos de indexación no aprobados.

 5.4.1

El obispo y sus consejeros

El obispo y sus consejeros supervisan la obra del templo y de historia familiar en el barrio. Se aseguran de que en las reuniones de barrio se enseñen con regularidad las doctrinas y las bendiciones relacionadas con la obra del templo y de historia familiar.

Cuando el obispo se reúne con los miembros, los ayuda a prepararse para recibir las ordenanzas del templo y reunir los requisitos para seguir yendo al templo con la frecuencia que las circunstancias lo permitan.

El obispo y sus consejeros animan a los miembros a buscar los nombres de sus antepasados y a efectuar las ordenanzas del templo por ellos.

En el Manual 1, capítulo 3 se explican otras responsabilidades del obispado relacionadas con la obra del templo.

 5.4.2

Consejo de barrio

Al menos trimestralmente en una reunión de consejo de barrio, los líderes analizan los asuntos relacionados con la obra del templo y de historia familiar, de la siguiente manera:

Analizan maneras de ayudar a las personas y a las familias a recibir las ordenanzas del templo e ir al templo con la frecuencia que las circunstancias lo permitan.

Consideran en oración a qué miembros del barrio se podría invitar a participar en los seminarios de preparación para el templo o a trabajar con consultores de historia familiar.

Analizan maneras de ayudar a los miembros a participar en la obra de historia familiar.

Pueden analizar maneras de utilizar la obra de historia familiar para encontrar personas a quienes los misioneros de tiempo completo puedan enseñar y a tender una mano de ayuda a los miembros nuevos y a los menos activos.

 5.4.3

Líder del grupo de sumos sacerdotes

El líder del grupo de sumos sacerdotes coordina los esfuerzos del consejo de barrio para fomentar la obra del templo y de historia familiar en el barrio.

El líder del grupo de sumos sacerdotes también coordina la obra de los consultores de historia familiar. Si en la estaca hay un centro de historia familiar, él asigna a consultores para que sirvan allí como miembros del personal, a petición del director del centro de historia familiar. Si la estaca participa en labores de indexación de FamilySearch, él recomienda a personas para que sirvan como obreros de indexación de FamilySearch.

Si un barrio no tiene un líder del grupo de sumos sacerdotes, el presidente del quórum de élderes u otro poseedor del Sacerdocio de Melquisedec que haya sido asignado desempeña esta función.

 5.4.4

Consultores de historia familiar

Bajo la dirección del líder del grupo de sumos sacerdotes, los consultores de historia familiar tienen las responsabilidades que se especifican a continuación. Utilizan la Guía para los miembros sobre la obra del templo y de historia familiar como fuente de consulta.

Ayudan a los miembros a encontrar a sus antepasados. Ayudan a los miembros a preparar información para que se puedan efectuar las ordenanzas del templo por sus antepasados. Ayudan a los miembros que no tengan acceso a computadoras u ordenadores que se sientan incómodos utilizándolos. Donde sea posible, brindan esa ayuda en los hogares de los miembros.

Según se les asigne, sirven con regularidad como miembros del personal de un centro local de historia familiar. También se les puede asignar que enseñen clases de historia familiar en el barrio.

Para información adicional sobre las responsabilidades de los consultores de historia familiar, véase la Guía para los consultores de historia familiar sobre la obra del templo y de historia familiar, disponible en el sitio web LDS.org.

 5.4.5

Clases y fuentes de recursos sobre el templo y la historia familiar

Seminarios de preparación para el templo

Los seminarios de preparación para el templo ayudan a los miembros a prepararse para recibir las ordenanzas y bendiciones del templo. Estos seminarios se planean bajo la dirección del obispo. Se enseñan en el centro de reuniones o en la casa de alguien con la frecuencia que sea necesaria.

Los seminarios de preparación para el templo son particularmente útiles para los miembros nuevos, los miembros menos activos que regresan a la actividad en la Iglesia, y los miembros investidos que no hayan renovado sus recomendaciones por mucho tiempo. Los seminarios también pueden ser útiles para los miembros activos que se estén preparando para recibir la investidura.

Bajo la dirección del obispo, los miembros del consejo de barrio seleccionan, en oración, a los miembros que se invitarán a cada seminario.

El obispado llama a uno o a más maestros, que podrían ser esposo y esposa. Las lecciones y las instrucciones para la organización del curso se encuentran en Investidos de lo alto: Seminario de preparación para el templo – Manual del maestro. Los participantes del seminario deberán recibir sus propios ejemplares del cuadernillo Cómo prepararse para entrar en el santo templo.

Curso de historia familiar

Se puede enseñar un curso de historia familiar durante la Escuela Dominical o en otro momento que sea más conveniente para los miembros. Este curso se organiza bajo la dirección del obispado en vez del presidente de la Escuela Dominical. El maestro utiliza la Guía para instructores sobre la obra del templo y de historia familiar para enseñar las lecciones. El maestro es por lo general un consultor de historia familiar asignado por el obispado. Por lo general, las lecciones se desarrollan como talleres en los que los miembros realmente trabajan en la historia familiar.

Acceso a recursos de historia familiar en línea

Los recursos de la Iglesia en línea sobre historia familiar ayudan a los miembros a encontrar los nombres de sus antepasados, organizar sus datos y enviar solicitudes para que se efectúen las ordenanzas del templo a favor de esos familiares. La mayoría de esos recursos están disponibles a través del sitio de historia familiar que la Iglesia tiene en Internet: FamilySearch.org.

Si el centro de reuniones de una estaca o de un barrio dispone de computadoras con acceso a Internet, o si los programas de historia familiar están instalados en las computadoras de un barrio o una estaca, la presidencia de estaca y el obispado se aseguran de que esas computadoras estén disponibles para que los miembros puedan utilizarlas a horas razonables. Los consultores de historia familiar pueden ayudar a planear el uso de las computadoras y enseñar a los miembros a utilizarlas.

Los miembros que utilicen computadoras administrativas de la Iglesia para efectuar obra de historia familiar no deben tener acceso a información de miembros ni a información financiera.

 5.4.6

Líderes de estaca

El presidente de estaca y sus consejeros

El presidente de estaca y sus consejeros supervisan la obra del templo y de historia familiar en la estaca. Se aseguran de que las doctrinas y las bendiciones de esta obra se enseñen con regularidad en las reuniones de estaca.

Cuando el presidente de estaca se reúne con los miembros, los ayuda a prepararse para recibir las ordenanzas del templo y reunir los requisitos para seguir yendo al templo con la frecuencia que las circunstancias lo permitan.

El presidente de estaca y sus consejeros animan a los miembros a buscar los nombres de sus antepasados y a efectuar las ordenanzas del templo por ellos.

En el Manual 1, capítulo 3 se explican otras responsabilidades de la presidencia de estaca relacionadas con la obra del templo.

Miembro(s) del sumo consejo asignado(s) a la obra del templo y de historia familiar

La presidencia de estaca puede asignar a uno o a más miembros del sumo consejo para instruir a los líderes de grupo de los sumos sacerdotes y a los líderes de quórum de élderes en cuanto a sus responsabilidades del templo y de historia familiar. Según sea necesario, estos miembros del sumo consejo también coordinan los esfuerzos de la estaca en la indexación de FamilySearch y en los centros de historia familiar.

 5.4.7

Fuentes de recursos en la estaca sobre el templo y la historia familiar

Programa de indexación de FamilySearch en la estaca

En la indexación de FamilySearch, los participantes emplean sus computadoras para acceder a imágenes de documentos como registros de censo, registros eclesiásticos y registros vitales. De estas imágenes, crean índices automatizados a los que más tarde se puede tener acceso a través de FamilySearch.org.

Las personas, incluso las que no sean miembros de la Iglesia, pueden participar por su cuenta en la indexación de FamilySearch. Sin embargo, la presidencia de estaca podría determinar que sería beneficioso que los miembros de la estaca trabajaran juntos en un programa de indexación. Este esfuerzo puede proporcionar oportunidades de prestar servicio a miembros que sean menos activos o a los que estén confinados en el hogar. Los jóvenes también pueden participar.

Para información sobre cómo establecer un programa de indexación de FamilySearch, véase la Guía administrativa para historia familiar, que está disponible en el sitio web LDS.org.

Centros de historia familiar

Algunas estacas tienen centros de historia familiar que existen principalmente para ayudar a los miembros de la Iglesia a encontrar los nombres de sus antepasados y efectuar las ordenanzas del templo por ellos. Los recursos de los centros de historia familiar también están a disposición de los usuarios de la localidad.

Estos centros permiten el acceso a los registros de historia familiar que la Iglesia ha microfilmado, a la computadora de historia familiar y a los recursos de Internet tales como FamilySearch, y a capacitación sobre cómo llevar a cabo la obra de historia familiar.

Para más información sobre los centros de historia familiar, véase la Guía administrativa para historia familiar, disponible en el sitio web LDS.org.