Manual 2:
Administración de la Iglesia

 

6.2 Liderazgo de Bienestar en el barrio

 6.2.1

Obispo

El obispo dirige la obra de Bienestar en el barrio. Él tiene el mandato divino de buscar a los pobres y cuidar de ellos (véase D. y C. 84:112). Su meta es ayudar a los miembros a ayudarse a sí mismos y llegar a ser autosuficientes.

Los consejeros del obispo, la presidenta de la Sociedad de Socorro, el líder del grupo de sumos sacerdotes, el presidente del quórum de élderes y otros miembros del consejo de barrio ayudan al obispo a cumplir estas responsabilidades.

El obispo mantiene la confidencialidad en cuanto a la ayuda de Bienestar que reciben los miembros. Con cuidado protege la privacidad y la dignidad de los miembros que reciben ayuda. Cuando siente que otros líderes del barrio pueden ayudar a miembros necesitados, puede compartir información de acuerdo con las pautas que figuran en 6.4.

En el Manual 1, 5.2 se proporciona más información acerca de las responsabilidades de Bienestar del obispo, entre ellas las pautas para administrar la ayuda de los fondos de las ofrendas de ayuno.

 6.2.2

Consejo de barrio

En las reuniones de consejo de barrio el obispo enseña principios de Bienestar e instruye a los miembros del consejo de barrio acerca de sus responsabilidades de Bienestar. Los miembros del consejo analizan asuntos espirituales y temporales de Bienestar de la siguiente manera:

Deliberan en consejo en cuanto a la forma de ayudar a los miembros del barrio a entender y seguir los principios de Bienestar.

Informan en cuanto a las necesidades espirituales y temporales de Bienestar del barrio, basándose en la información de las visitas personales y de los informes de los maestros orientadores y de las maestras visitantes. Cuando la información sea demasiado confidencial como para compartirla con todo el consejo de barrio, los líderes hablan en privado con el obispo o en la reunión del comité ejecutivo del sacerdocio (véase 6.2.3).

Planean maneras para ayudar a que miembros específicos del barrio satisfagan sus necesidades espirituales y temporales, incluso las necesidades a largo plazo. Determinan la manera de ayudar a miembros con discapacidades u otras necesidades especiales. Mantienen confidenciales estas deliberaciones (véase 6.4).

Coordinan los esfuerzos para asegurar que los miembros que reciben ayuda de la Iglesia tengan oportunidades de trabajar o de prestar servicio. Recopilan y mantienen una lista de oportunidades laborales significativas. Si en la zona existen operaciones de Bienestar de la Iglesia, esas operaciones podrían proporcionar oportunidades de trabajo y capacitación a personas que necesiten ayuda de la Iglesia.

Recopilan y mantienen una lista de los miembros del barrio cuyas destrezas podrían ser útiles para responder a necesidades a corto y a largo plazo, o las causadas por catástrofes.

Elaboran y mantienen un plan sencillo y por escrito de cómo responderá el barrio ante emergencias (véase el Manual 1, 5.2.11). Coordinan este plan con planes similares de la estaca y de la comunidad.

 6.2.3

Comité ejecutivo del sacerdocio de barrio

Según sea necesario, el comité ejecutivo del sacerdocio de barrio analiza asuntos confidenciales de Bienestar. El obispo puede invitar a la presidenta de la Sociedad de Socorro a estar presente en estas deliberaciones.

 6.2.4

Grupo de sumos sacerdotes, quórum de élderes y Sociedad de Socorro

El Bienestar es fundamental en la obra del grupo de sumos sacerdotes, del quórum de élderes y de la Sociedad de Socorro. En las reuniones de líderes del grupo de sumos sacerdotes, de la presidencia del quórum de élderes y de la presidencia de la Sociedad de Socorro, los líderes elaboran planes para enseñar principios de autosuficiencia y de servicio, y para tratar las necesidades de Bienestar. Bajo la dirección del obispo, estos líderes ayudan a los miembros a llegar a ser autosuficientes y a encontrar soluciones a los problemas de Bienestar a corto y a largo plazo.

Necesidades de Bienestar a corto plazo

Cuando el obispo proporciona ayuda a corto plazo, puede dar asignaciones a los líderes del Sacerdocio de Melquisedec o de la Sociedad de Socorro.

Por lo general, el obispo asigna a la presidenta de la Sociedad de Socorro que visite a miembros que necesitan ayuda a corto plazo. Ella ayuda a evaluar sus necesidades y sugiere al obispo qué ayuda proporcionar. El obispo le puede pedir que prepare un formulario de Pedido del obispo: alimentos y mercaderías, para que él lo apruebe y lo firme.

La función de la presidenta de la Sociedad de Socorro al hacer estas visitas en cuanto a las necesidades de las familias se explica más plenamente en 9.6.1. Para información sobre otras responsabilidades de Bienestar a corto plazo que se apliquen específicamente a la presidenta de la Sociedad de Socorro y a sus consejeras, véanse 9.6.2 y 9.6.3.

Necesidades de Bienestar a largo plazo

Muchos problemas a corto plazo los causan las dificultades a largo plazo como la mala salud, la carencia de habilidades, educación o empleo inadecuados, hábitos del estilo de vida y problemas emocionales. Los líderes del Sacerdocio de Melquisedec y de la Sociedad de Socorro tienen la responsabilidad especial de ayudar a los miembros a tratar estas preocupaciones. La meta de ellos es dar atención a las preocupaciones a largo plazo de manera que conduzcan a un cambio duradero.

Cuando los líderes del Sacerdocio de Melquisedec y de la Sociedad de Socorro se dan cuenta de que existen necesidades a largo plazo, reaccionan caritativamente para ayudar a las personas y a las familias. Utilizan recursos que estén disponibles en sus organizaciones y en el barrio. Oran en busca de guía para saber cómo proporcionar ayuda.

A fin de adquirir un mejor entendimiento de cómo prestar ayuda, los líderes del Sacerdocio de Melquisedec y de la Sociedad de Socorro normalmente visitan a miembros que tengan necesidades de Bienestar. Pueden utilizar el formulario Análisis de necesidades y recursos o seguir los principios de dicho formulario para ayudar a los miembros a planear maneras de responder a las necesidades de Bienestar.

Los líderes se asesoran con el obispo a medida que ayudan a los miembros a responder a las necesidades a largo plazo. En algunos casos, los líderes del Sacerdocio de Melquisedec y de la Sociedad de Socorro trabajan juntos.

Informar al obispo y buscar su constante dirección

El líder del grupo de sumos sacerdotes, el presidente del quórum de élderes y la presidenta de la Sociedad de Socorro informan al obispo con regularidad en cuanto a las medidas que tanto ellos como sus organizaciones estén tomando para atender las necesidades de Bienestar del barrio a corto y a largo plazo. Buscan la constante dirección del obispo en sus esfuerzos de Bienestar.

Si personas o familias tuvieran problemas a corto plazo que ni ellos ni los líderes del Sacerdocio de Melquisedec y de la Sociedad de Socorro pudieran resolver, los líderes informan al obispo de inmediato.

Si los líderes del Sacerdocio de Melquisedec y de la Sociedad de Socorro se enteran de posibles asuntos relacionados con la dignidad o asuntos familiares delicados, remitirán a los miembros al obispo.

Maestros orientadores y maestras visitantes

La ayuda relacionada con el bienestar espiritual y temporal con frecuencia comienza con los maestros orientadores y las maestras visitantes. En espíritu de bondad y amistad que va más allá de las visitas mensuales, los maestros orientadores y las maestras visitantes ayudan a las personas y a las familias necesitadas. Informan a sus líderes del sacerdocio y de la Sociedad de Socorro en cuanto a las necesidades de aquellos a quienes sirven.

Solicitar servicio de miembros del quórum y de la Sociedad de Socorro y de otras personas

Los líderes del Sacerdocio de Melquisedec y de la Sociedad de Socorro pueden solicitar el servicio de miembros cuyas destrezas o experiencia podrían ser de ayuda a las personas necesitadas. Los miembros pueden prestar servicio a corto plazo, tal como proporcionar comidas, cuidar a niños pequeños o compartir información sobre empleos disponibles. Los miembros también pueden proporcionar guía para ayudar con las necesidades de Bienestar a largo plazo, tales como salud, salubridad, nutrición, preparación para una carrera, la búsqueda de oportunidades educativas, emprender un pequeño negocio o administrar las finanzas familiares.

Después de que los líderes pidan a otras personas que proporcionen ayuda, siguen en contacto con la persona o familia necesitada para proporcionar aliento y ayudar de otras maneras según sea necesario.

Los líderes pueden ayudar al obispo cuando envíe a los miembros a las operaciones de Bienestar de la Iglesia, como los almacenes del obispo, los centros de recursos de empleo de la Iglesia, Industrias Deseret, y Servicios para la Familia SUD. Los líderes también pueden ayudar a los miembros a recibir ayuda a través de agencias locales y de gobierno.

 6.2.5

Especialistas de Bienestar de barrio

Los especialistas de Bienestar son recursos para ayudar al obispado y a los líderes del Sacerdocio de Melquisedec y de la Sociedad de Socorro a llevar a cabo sus deberes de Bienestar.

El obispado puede llamar a un especialista de empleo para que ayude a los miembros a prepararse para buscar y tener un empleo adecuado. El obispado también puede llamar a otros especialistas de Bienestar para que ayuden a miembros con necesidades como educación, capacitación, nutrición, salubridad, almacenamiento en el hogar, salud, finanzas familiares, y el Fondo Perpetuo para la Educación.