Enseñanzas para nuestra época, 2003


Las reuniones del Sacerdocio de Melquisedec y de la Sociedad de Socorro que se llevan a cabo el cuarto domingo del mes se deben dedicar a “Enseñanzas para nuestra época”. Cada año, la Primera Presidencia asigna 10 temas con materiales de consulta designados para utilizarse en esas reuniones. A continuación se proporcionan los temas y los materiales de consulta para el año 2003. Las presidencias de estaca o de distrito escogerán los dos temas adicionales.

Los temas que se sometan a discusión en las reuniones del cuarto domingo deben basarse en uno o quizás en dos de los materiales de consulta designados que mejor satisfagan las necesidades de los miembros del quórum o de la clase, y se adapten a sus circunstancias. No es necesario que los maestros utilicen todos los materiales de consulta. Se alienta a los líderes y a los maestros a no hacer de los temas un sermón o una desertación, sino a ponerlos a discusión de clase; ellos deben pensar en la forma de alentar a los miembros del quórum o de la clase a aplicar los principios que se hayan analizado. En La enseñanza: el llamamiento más importante [36123 002] y en la Guía para la enseñanza [34595 002] se pueden encontrar sugerencias sobre cómo preparar y realizar análisis de quórum o de clase.

1. La esperanza por medio de la expiación de Jesucristo

Mateo 27:11–61; Lucas 22:39–46; Juan 20:1–22; Alma 34:8–18; 42; D. y C. 19:1–20.

James E. Faust, “La Expiación: nuestra mayor esperanza”, Liahona, enero de 2002, págs. 19–22.

Dallin H. Oaks, “El Evangelio en nuestra vida”, Liahona, julio de 2002, págs. 36–39.

Joseph B. Wirthlin, “‘Venid en pos de mí’”, Liahona, julio de 2002, págs. 15–18.

“La Expiación”, capítulo 12 de Principios del Evangelio.

2. El propósito de los diezmos y las ofrendas

Malaquías 3:8–12; D. y C. 64:23; 119:1–4; 120:1.

Gordon B. Hinckley, “Por fe andamos”, Liahona, julio de 2002, págs. 80–82.

Jeffrey R. Holland, “‘Como huerto de riego’”, Liahona, enero de 2002, págs. 37–39.

“El diezmo y las ofrendas”, capítulo 32 de Principios del Evangelio.

3. La oración

Mateo 6:9–13; 7:7; Alma 7:23; D. y C. 93:49.

Thomas S. Monson, “Ellos oran y siguen adelante”, Liahona, julio de 2002, págs. 54–57.

James E. Faust, “La cuerda de salvamento de la oración”, Liahona, julio de 2002, págs. 62–69.

Henry B. Eyring, “Oración”, Liahona, enero de 2002, págs. 16–19.

“La oración personal y la oración familiar”, lección 34 de La Mujer Santo de los Últimos Días, Parte B.

4. ¡Levantemos el ánimo!

Juan 14:27; 16:33; 2 Nefi 4:16–35; 10:23; D. y C. 78:17–22.

Gordon B. Hinckley, “Miramos a Cristo”, Liahona, julio de 2002, págs. 101–102.

Thomas S. Monson, “Ahora es el momento”, Liahona, enero de 2002, pág. 68–71.

M. Russell Ballard, “Las cosas apacibles del reino”, Liahona, julio de 2002, págs. 98–101.

“Fe en Jesucristo”, capítulo 18 de Principios del Evangelio.

5. El amar y el fortalecer a nuestro prójimo

Mateo 22:35–40; Lucas 22:31–32; Mosíah 23:15; D. y C. 88:123–125; 108:7.

Gordon B. Hinckley, “Tender la mano para ayudar a los demás”, Liahona, enero de 2002, págs. 60–67.

Boyd K. Packer, “Los niños”, Liahona, julio de 2002, págs. 7–10.

M. Russell Ballard, “Doctrina de la inclusión”, Liahona, enero de 2002, págs. 40–43.

“Amor, caridad y servicio”, lección 8 de La Mujer Santo de los Últimos Días, Parte A.

6. Andemos por la fe

Hebreos 11; Alma 32:16–23; Éter 12:4–22, 27.

Gordon B. Hinckley, “Por fe andamos”, Liahona, julio de 2002, págs. 80–82.

David B. Haight, “La fe de nuestros profetas”, Liahona, enero de 2002, págs. 24–27.

Russell M. Nelson, “Qué firmes nuestros cimientos”, Liahona, julio de 2002, págs. 83–86.

“Fe en Jesucristo”, lección 1 de La Mujer Santo de los Últimos Días, Parte A.

7. El hacer nuestro mejor esfuerzo por el Señor

Mateo 25:14–30; Mosíah 3:19; 5:12–13; D. y C. 76:50–70.

James E. Faust, “‘Alguna gran cosa’”, Liahona, enero de 2002, págs. 53–56.

Neal A. Maxwell, “‘Consagr[ad] vuestra acción’”, Liahona, julio de 2002, págs. 39–42.

Joseph B. Wirthlin, “Paso por paso”, Liahona, enero de 2002, págs. 27–30.

“La edificación del Reino de Dios”, lección 35 de Deberes y bendiciones del sacerdocio, Parte B.

8. No nos ofendamos con facilidad

Lucas 15:11–32; 1 Corintios 12:1–27; 2 Nefi 26:24–28; 3 Nefi 11:28–30.

Thomas S. Monson, “Cuñas escondidas”, Liahona, julio de 2002, págs. 19–22.

Jeffrey R. Holland, “El otro hijo pródigo”, Liahona, julio de 2002, págs. 69–72.

“El perdonar y el ser perdonados”, lección 33 de Deberes y bendiciones del sacerdocio, Parte B.

9. Fortalezcamos a los nuevos conversos

Mateo 25:31–46; Lucas 15; Mosíah 2:17.

Richard G. Scott, “Una conversión plena brinda felicidad”, Liahona, julio de 2002, págs. 26–28.

Henry B. Eyring, “Amigos verdaderos”, Liahona, julio de 2002, págs. 29–32.

“El hermanamiento es una responsabilidad del sacerdocio”, lección 10 de Deberes y bendiciones del sacerdocio, Parte B.

10. El vivir por medio del Espíritu

Génesis 37; 39–45.

L. Tom Perry, “Lleguemos a ser hombres en quienes esté el espíritu de Dios”, Liahona, julio de 2002, págs. 42–45.

Robert D. Hales, “De la obscuridad a Su luz maravillosa”, Liahona, julio de 2002, págs.77–80.

“El don del Espíritu Santo”, lección 4 de La Mujer Santo de los Últimos Días, Parte A.