El poder de Predicad Mi Evangelio


Richard G. Scott
Les aliento a descubrir la forma en que este material los puede ayudar en sus labores misionales.

Estoy muy agradecido por poder hablarles sobre un acontecimiento emocionante que hará más fácil para cada uno de nosotros compartir con los seres queridos y los amigos el glorioso mensaje de la restauración de la Iglesia de Jesucristo, el cual ha infundido entusiasmo al corazón de nuestros misioneros, puesto que los prepara para enseñar su mensaje con poder y para dar testimonio del Señor Jesucristo y de Su profeta José Smith sin la restricción de un diálogo preestablecido. Aunque se creó principalmente para el uso de los misioneros de tiempo completo, este material ha probado ser también de gran beneficio para los padres que desean ayudar a preparar a sus hijos para la misión. Los jóvenes y las jovencitas, así como algunos matrimonios, están empleando este material para empezar a prepararse antes de entrar en los Centros de Capacitación Misional. Algunos líderes del sacerdocio han confirmado su valor al preparar a los hermanos del Sacerdocio Aarónico para prestar servicio misional, y es de un valor incalculable para la labor del sacerdocio y de las organizaciones auxiliares en lo que respecta a ayudar a los miembros nuevos a fortalecer su testimonio y obediencia. Me refiero a este nueva guía, Predicad Mi Evangelio, y a sus materiales adjuntos, como esta Agenda Diaria de Planificación para el Misionero.

Quisiera decirles por qué estoy tan entusiasmado con Predicad Mi Evangelio. Esta guía ha destacado nuestra labor misional como nunca antes. Durante muchos años he preguntado a grupos de misioneros, “¿cuál es el propósito de su misión?”. Las respuestas diferían enormemente. La mayoría no contaba con un propósito específico para organizar su labor. La página 1 de esta guía permite que los misioneros concentren su atención de manera poderosa en su verdadero objetivo: “Invitar a las personas a venir a Cristo a fin de que reciban el Evangelio restaurado mediante la fe en Jesucristo y Su expiación, el arrepentimiento, el bautismo, la recepción del don del Espíritu Santo y el perseverar hasta el fin”. Posteriormente, el contenido indica la forma de lograrlo al dejarse llevar por medio del Espíritu.

Los materiales misionales anteriores fueron eficaces para su época, pero el mundo ha cambiado radicalmente; los valores que forman el cimiento básico de la sociedad están bajo el ataque de Satanás y de sus aliados. Ha existido la apremiante necesidad de tener una manera mejor de compartir la plenitud de la verdad que Dios ha puesto de nuevo en la tierra; esto comprende un entendimiento del plan de felicidad de Dios y de la forma en que ha sido restaurado de nuevo en la tierra por conducto de Su extraordinario profeta, José Smith. También, que la Iglesia de Jesucristo, con la autoridad del sacerdocio para actuar en Su nombre, se encuentra de nuevo sobre la tierra en su plenitud.

El presidente Hinckley lo enseñó bien: “Durante muchos años hemos tenido un juego estándar de lecciones misionales, de lo que han resultado muchas cosas buenas, pero, lamentablemente, este método ha resultado, en demasiados casos, en una presentación memorizada que carece del Espíritu y de la convicción personal…

“[Los misioneros] deben dominar los conceptos de las lecciones, pero deben… enseñarlos con sus propias palabras, bajo la influencia guiadora del Santo Espíritu” 1 .

Ese principio es uno de los pilares de Predicad Mi Evangelio. Por todo el mundo, los misioneros ahora aprenden en su mente y en su corazón el mensaje de la restauración del Evangelio de Jesucristo, el plan de salvación, los mandamientos esenciales y las leyes y ordenanzas del Evangelio. Esas lecciones las presentan después con sus propias palabras, según se lo indique el Espíritu. Ese método ha mejorado radicalmente la eficacia de los misioneros que las enseñan.

Predicad Mi Evangelio contiene capítulos que brindan información sumamente valiosa en cuanto a la manera de reconocer y entender la guía del Espíritu Santo; hay pasajes de las Escrituras sobre la forma de estudiar de manera eficiente y sobre cómo mejorar las técnicas personales de enseñanza. En un capítulo se explica por qué el Libro de Mormón es la clave de nuestra religión, cómo puede dar respuesta a preguntas profundas del alma, cómo puede fortalecer la fe y ayudar a los demás a acercarse a Dios. Hay enseñanza adicional que demuestra cómo el Libro de Mormón es una fuente de consulta tangible que la persona puede utilizar para ratificar la veracidad de nuestro mensaje. Al misionero se le enseña a buscar atributos semejantes a los de Cristo, como la esperanza, la caridad y el amor puesto que el amor es el cimiento de todo servicio misional significativo. Se dan sugerencias excelentes para aprender el idioma de la misión; se proporcionan medios claros y eficaces de planificación a fin de ayudar al misionero a utilizar el tiempo con sabiduría. Se comparten métodos aprobados para encontrar y preparar personas para enseñar. Se brinda guía práctica para ayudar a las personas a hacer y a guardar los compromisos que conducen al bautismo, a la confirmación y a la retención. Esta guía contiene materiales para combinar la labor de los misioneros de tiempo completo, de los líderes de estaca y de barrio, y de los miembros. Con esa ayuda, más miembros nuevos pueden realizar una transición más segura en la familia de la Iglesia. Hay una mayor garantía de que, las personas que mediante el bautismo y la confirmación toman sobre sí el nombre de Jesucristo y se comprometen a obedecer Sus mandamientos, reciban Sus bendiciones prometidas a lo largo de su vida.

Al utilizar el contenido inspirado de Predicad Mi Evangelio, muchos misioneros han logrado marcadas mejoras en su capacidad para enseñar con convicción e invitar el testimonio ratificador del Espíritu Santo. Hace poco les pedí a los dos ayudantes de un presidente de misión que compartieran la visión de José Smith mientras yo hacía el papel de investigador. Tenía pensado oponerme rotundamente a sus ideas para ver cómo reaccionaban; sin embargo, la sinceridad de su mensaje, la pureza de sus intenciones, la destreza con la que lo presentaron, incluso en una sesión de práctica, fueron tan convincentes que no pude hacerlo.

Pueden observar esta mejora por ustedes mismos; inviten a los misioneros a su hogar para que den la primera lección a su familia. Mejor aún, inviten a los vecinos a su hogar para que los misioneros les enseñen. Con la guía del Espíritu, ellos explicarán con sus propias palabras la forma en que nuestro Padre Celestial ha utilizado a través de las edades a profetas para comunicar Su plan de felicidad a Sus hijos. Sientan el testimonio de ellos a medida que dan testimonio de la sublime visión en la que Dios el Padre y Su Hijo Jesucristo se aparecieron a José Smith. Con gran destreza, ellos presentarán los sucesos subsiguientes que restauraron la plenitud del Evangelio con la autoridad para actuar nuevamente en el nombre de Dios sobre la tierra. Pueden también acompañar a los misioneros a medida que enseñan esas verdades inspiradoras a los demás. Su presencia brindará una gran fortaleza a aquellos que escuchen esas preciosas verdades por primera vez.

La labor intensa de la Primera Presidencia, del Quórum de los Doce, de otras Autoridades Generales y de equipos sumamente capaces compuestos de personal dedicado y experimentado creó Predicad Mi Evangelio y sus materiales de planificación. Las personas que participaron en su creación son testigos de la dirección inspirada del Señor, mediante el Espíritu Santo, en la concepción, elaboración y finalización de los materiales de Predicad Mi Evangelio.

Tras un extenso periodo de prueba en 14 misiones, se hicieron adaptaciones en Predicad Mi Evangelio. El resultado lo revisó, lo modificó y lo aprobó la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce. El 15 de octubre de 2004, mediante una transmisión mundial vía satélite, se presentó Predicad Mi Evangelio a los presidentes de misión y a los líderes misionales. A cada misionero, por todo el mundo, se le dio un ejemplar en inglés. Aunque muchos no hablaban inglés, sintieron que tomaban parte en la renovación de la labor misional. Curiosamente, algunos misioneros que hablaban otros idiomas se sintieron motivados a aprender inglés. A principios de este año, se distribuyeron las versiones de Predicad Mi Evangelio en español, portugués, coreano y japonés; y para finales de año, tenemos previsto que la guía estará disponible en la mayoría de los idiomas que hablan los misioneros.

Los misioneros no son los únicos que se benefician de Predicad Mi Evangelio:

  • La esposa de un presidente de misión estudió y meditó totalmente Predicad Mi Evangelio, incluso cada una de las referencias de las Escrituras. Entonces hizo algo que no había tenido el valor de hacer: invitó a un familiar a leer, estudiar y meditar el Libro de Mormón. Esa persona aceptó su invitación y ha logrado un gran beneficio para sí.

  • Otra familia utiliza Predicad Mi Evangelio para preparar a sus hijos para ir a la misión. Después dijeron: “Nuestro hijo de 17 años fue el primero que recibió una asignación. Como era de esperarse, buscó el segmento más corto del libro. Sin embargo, su lección de 20 minutos fue una expresión sincera de los principios, complementada con Escrituras y testimonio”.

  • De un padre que prepara a su hijo para el servicio misional: “Predicad Mi Evangelio… me ha dado una perspectiva y un claro entendimiento del propósito de la vida, de mis deberes y responsabilidades como miembro de la Iglesia, como padre y como esposo… También me ha dado recursos específicos para ejercer mejor esas responsabilidades”. Su hijo fue llamado ayer como misionero.

Se ha logrado un gran resultado en los breves siete meses que han transcurrido desde que se presentó Predicad Mi Evangelio, pero lo mejor está todavía por venir, cuando todos logremos ser más competentes en el uso de ese extraordinario material misional.

Los exhortamos a utilizar esos materiales en sus reuniones de presidencias, del comité ejecutivo del sacerdocio y de consejo de barrio a fin de asegurarse de que aquellos que tomen sobre sí los convenios del bautismo reciban a lo largo de su vida todos los frutos del ser miembro de la Iglesia. Por medio del uso del nuevo Informe de progreso para las personas que se preparan para el bautismo se puede coordinar de manera poderosa la labor de los misioneros y de los miembros. Confío en que a más nuevos conversos les sea más fácil lograr su deseo de permanecer activos a medida que los miembros y los misioneros trabajan unidos utilizando los principios de Predicad Mi Evangelio.

El mensaje de la Primera Presidencia en Predicad Mi Evangelio brinda una gran motivación a los misioneros; y tal vez te dé aliento a ti en tus propios esfuerzos misionales. Dice así: “No hay obra más importante que ésta… El objetivo de… Predicad Mi Evangelio es ayudarle a estar mejor preparado y a ser un misionero con un nivel más elevado de madurez espiritual y un maestro más persuasivo… Le instamos a tener una dedicación aún más firme de ayudar a nuestro Padre Celestial en Su gloriosa obra… El Señor le recompensará y le bendecirá grandemente a medida que le sirva con humildad y un espíritu de oración” 2 .

¿Puedes captar la visión? Te sentirás tan emocionado como yo lo estoy cuando, en tu vida personal, empieces a entender y a utilizar estos materiales. A diferencia de fuentes de consulta anteriores para misioneros de tiempo completo, Predicad Mi Evangelio está a disposición de cualquier líder o miembro por medio de los centros de distribución de la Iglesia.

Probablemente el beneficio más grande de Predicad Mi Evangelio se aprecie en la vida de los ex misioneros que llegarán a ser padres más fuertes, líderes de la Iglesia más capaces y mejores profesionales, debido al progreso que deriva del entender y llevar a la práctica su contenido inspirado.

En nombre de nuestros misioneros de todo el mundo, expresamos profunda gratitud a todos los que han participado en la preparación, impresión y distribución de Predicad Mi Evangelio. Estamos agradecidos por cada presidente de misión y cada misionero que esté dominando el uso eficaz de este material. Y finalmente, estamos agradecidos al Señor por Su inspiración. Les aliento a descubrir la forma en que este material los puede ayudar en sus labores misionales, ya sea como padre que prepara a su hijo para servir en una misión, como líder de la Iglesia que ayuda a los nuevos conversos, como miembro que comparte el Evangelio, o como una persona que se prepara para servir. Que el Salvador te bendiga y te inspire al realizar esa obra, porque Él vive. En el nombre de Jesucristo. Amén.

Mostrar referencias

    Notas

  1.   1.

    “El servicio misional”, Primera Reunión Mundial de Capacitación de Líderes, 11 de enero de 2003, pág. 21.

  2.   2.

    Predicad mi Evangelio, 2004, pág. V.