¿Sabías que…?


Sucedió en junio

1 de junio de 1801: Brigham Young, el segundo Presidente de la Iglesia, nace en Vermont. Fallece a los 76 años de edad en Salt Lake City, Utah.

19 de junio de 1836: Lorenzo Snow, el quinto Presidente de la Iglesia, se bautiza cerca de Kirtland, Ohio, a los 22 años de edad.

27 de junio de 1844: El profeta José Smith y su hermano Hyrum son asesinados en la cárcel de Carthage, en Illinois. John Taylor, el tercer Presidente de la Iglesia, dice que su martirio haría que el mundo recordase que “el Libro de Mormón y este libro de Doctrina y Convenios de la iglesia… costó la mejor sangre del siglo diecinueve” (D. y C. 135:6).

18 de junio de 1850: el presidente John Taylor (1808–1887), del Quórum de los Doce Apóstoles en ese entonces, y otros misioneros llegan a Francia para abrir la Misión Francesa.

La juventud de Escocia en un desfile

Veinticuatro jóvenes de los Barrios Dundee 2 y Dundee Bingham, de la Estaca Dundee, Escocia, formaron parte del primer Desfile Juvenil del Alcalde de Dundee. Más de 1.000 jóvenes participaron en el evento, que se llevó a cabo con el propósito de reconocer a los jóvenes más sobresalientes de Dundee, sus talentos y el servicio que prestaron a la gente de la ciudad.

Después del desfile por la ciudad, el alcalde dirigió unas palabras a la multitud. Acto seguido, algunos grupos de jóvenes dieron una demostración de actividades tales como el fútbol, hockey, presentaciones de animadoras, tae kwon do y giro de bastones. Los hombres y las mujeres jóvenes de Dundee se sentían entusiasmados por la oportunidad de representar a la Iglesia en esa ocasión histórica y planean participar en este evento cada año.

Pauta de liderazgo

¿Has leído alguna vez Jacob 5? Nos referimos a que si ¿lo has leído realmente? Si observas detenidamente, encontrarás que este capítulo, el más largo del Libro de Mormón —una parábola sobre el Señor de la viña, su siervo y los árboles de olivo—, contiene algunas lecciones valiosas sobre el liderazgo. Lee nuevamente Jacob 5, prestando atención en el ejemplo del Señor de la viña. Averigua qué tipo de líder es; observa su paciencia, su disposición a escuchar consejos, su amor por aquellos que le rodean, y habrás comenzado a aprender algunas de las lecciones que se aprenden del Señor de la viña.

“Testifico que nuestras oraciones, ofrecidas con humildad y sinceridad, se escuchan y se contestan. Es un hecho milagroso, pero es cierto”.

Presidente Gordon B. Hinckley, “Un corazón humilde y contrito”, Liahona, enero de 2001, pág. 103.