José Smith: Profeta de la Restauración


El mundo en general no habría prestado atención al nacimiento de un niño de una familia granjera de pocos recursos económicos, en la zona rural de Vermont, el 23 de diciembre de 1805. El acontecimiento pasó casi desapercibido en la tierra, pero no así en los cielos. Este nacimiento se había profetizado desde hacía mucho tiempo, incluso el nombre del niño: José (véase 2 Nefi 3:15).

Este niño, más bien desconocido, sólo tenía 14 años cuando los cielos se le abrieron en una visión de Dios el Padre y Su Hijo, y el joven José aprendería después que “entre todas las naciones, tribus y lenguas se tomaría [su] nombre para bien y para mal” (José Smith—Historia 1:33).

En la actualidad, su nombre vive en el corazón de millones de personas por el bien que hizo. Su historia se relata en una nueva película, José Smith, el Profeta de la Restauración. Estas escenas están tomadas de dicha película, que se exhíbe actualmente en muchos centros de visitantes de la Iglesia del mundo entero.

La producción de José Smith, el Profeta de la Restauración

¿Cómo se puede contar en 68 minutos la historia de una persona cuyos logros fueron tan grandiosos que desbordan la realidad? En este caso, se logra con una extensa planificación a largo plazo, con una preparación intensa y oración, y con el tipo de ayuda que las compañías de producción cinematográfica no suelen recibir. Los participantes en la filmación de José Smith, el Profeta de la Restauración pueden dar testimonio de que recibieron una ayuda en este proyecto más allá de lo que podrían haber logrado por sí mismos, una ayuda, por ejemplo, a la hora de seleccionar a los actores principales, o cuando en medio de varios días de mal tiempo, llegaron dos días perfectos para llevar a cabo la filmación programada.

El resultado es una película que representa al profeta José Smith como a un hombre con cualidades humanas pero con una capacidad extraordinaria para responder a la guía divina y para guiar a los demás de acuerdo con esa guía.

La producción de la película requirió cuidadosa coordinación y planificación. Por ejemplo:

  • La filmación tuvo lugar a lo largo de varios meses en Nauvoo; el norte del estado de Nueva York; la histórica población en el norte de Canadá cercana a Ottawa; la población de Lincoln, New Salem, cerca de Springfield, Illinois; el río Misisipí; Manchester, Inglaterra, y el estudio cinematográfico de la Iglesia que se encuentra cerca de la Universidad Brigham Young en Provo, Utah.

  • La película cuenta con un reparto principal de unos 40 actores. El equipo de rodaje estaba constituido por más de 100 personas, y en algunas escenas hubo hasta 300 actores locales como figurantes. Además, se contrató a muchas personas locales para que ayudaran con el maquillaje, los peinados, etc., durante los días de filmación en exteriores.

  • Se documentó hasta el más mínimo detalle del vestuario con el fin de crear ropa auténtica de principios del siglo XIX.

  • La película se produjo bajo la dirección de la Primera Presidencia y mediante el Departamento Audiovisual de la Iglesia. Se expuso por primera vez el 17 de diciembre de 2005, una semana antes del 200 aniversario del nacimiento de José Smith, en el Legacy Theater [Teatro Legado] del Edificio Conmemorativo José Smith, situado en la Manzana del Templo.