Guía de fuentes de consulta para el Sacerdocio Aarónico y las Mujeres Jóvenes


Las siguientes fuentes de consulta se pueden utilizar para complementar las lecciones del Sacerdocio Aarónico: Manual 2 y de las Mujeres Jóvenes: Manual 2, pero no para reemplazarlas. Las referencias a Cumplir nuestro deber a Dios se refieren a las guías del Sacerdocio Aarónico: Cumplir nuestro deber a Dios, y las referencias de El Progreso Personal se refieren al cuadernillo El Progreso Personal para las Mujeres Jóvenes. Algunas de las actividades enumeradas en las guías Cumplir nuestro deber a Dios y en El Progreso Personal se pueden realizar durante el tiempo de la lección, o alentar a los miembros del quórum o de la clase a que las terminen en casa. Aparecen sugerencias adicionales en la revista Liahona, en la página 1, y en La enseñanza: El llamamiento más importante.

Tenga a bien enseñar las lecciones en el orden en que aparecen impresas. El manual no contiene una lección específica para la Pascua de Resurrección. Si usted desea enseñar una lección especial sobre la Pascua de Resurrección, considere utilizar las Escrituras, discursos de las conferencias, artículos de la revista Liahona, láminas e himnos que se centren en la vida y la misión del Salvador.

Para buscar en línea algunas de las guías de fuentes de consulta en otros idiomas, vaya a www.lds.org y haga clic en el mapa del mundo y luego seleccione el idioma. Haga clic en la revista Liahona y después en el ejemplar de noviembre de 2006. Para la versión en inglés de las guías de fuentes de consulta, vaya a www.lds.org y luego haga clic en “Gospel Library”. En la columna de la derecha hay enlaces que llevan a las guías de fuentes de consulta más actuales.

Las futuras guías de fuentes de consulta se imprimirán en los ejemplares de mayo y de noviembre de la revista Liahona. Las revistas de la Iglesia (en algunos idiomas) se encuentran en www.lds.org.

Guía de fuentes de consulta para las Mujeres Jóvenes: Manual 2

Para utilizar en 2007, lecciones 1–25

Lección 1: Acerquémonos más a Jesucristo

Gordon B. Hinckley, “Creo en estos Tres”, Liahona, julio de 2006, pág. 2. Utilice las secciones de este artículo sobre Jesucristo, para complementar “Es preciso que toda jovencita conozca a Jesucristo”.

Dieter F. Uchtdorf, “Los atributos de Cristo: el viento que nos impulsa”. Liahona, noviembre de 2005, pág. 100. Utilice los tres últimos párrafos del artículo para dar punto final al análisis sobre el llegar a ser como Cristo.

Keith B. McMullin, “Tan sólo con pensar en Ti”, Liahona, mayo de 2004, pág. 33. Utilice este artículo para complementar la sección “Toda jovencita puede acercarse más al Salvador si se esfuerza en ello”, El Progreso Personal, Experiencias con el valor “Fe”, Nº 5.

Lección 2: Los dones espirituales

Julie B. Beck, “Un derramamiento de bendiciones”, Liahona, mayo de 2006, pág. 11. Utilice este artículo como un ejemplo del don de sanar.

El Progreso Personal, Experiencias con el valor “Valor individual”, Nº 7.

Lección 3: La edificación del Reino de Dios

Stephen B. Oveson y Dixie Randall Oveson, “La consagración personal”, Liahona, septiembre de 2005, pág. 16. Utilice este artículo con la pregunta “¿Qué queremos decir cuando hablamos de sacrificio?”

Kathleen H. Hughes, “Para que todas lleguemos a sentarnos juntas en el cielo”, Liahona, noviembre de 2005, pág. 110. Utilice ejemplos del artículo para ilustrar las maneras en que podemos sacrificarnos por la Iglesia.

Lección 4: El obedecer los mandamientos nos ayuda a cumplir con nuestra función sagrada

Gordon B. Hinckley, “¿Cómo puedo convertirme en la mujer en quien sueño?”, Liahona, julio de 2001, pág. 112. Utilice este artículo a lo largo de toda la lección, con el fin de explicar el valor divino.

Jeffrey R. Holland, “A las mujeres jóvenes”, Liahona, noviembre de 2005, pág. 28. Utilice el consejo del Élder Holland sobre cómo ser una mujer de Cristo para intensificar el tema de la sección sobre la obediencia a los mandamientos.

Elaine S. Dalton, “Sigan adelante y sean firmes”, Liahona, mayo de 2003, pág. 105. Utilice los relatos de este artículo para ilustrar cómo cumplir con nuestras funciones divinas.

El Progreso Personal, Experiencias con el valor “Naturaleza divina”, Nº 2.

Lección 5: El ambiente del hogar

Susan W. Tanner, “Fortaleciendo a las futuras madres”, Liahona, junio de 2005, pág. 16. Incluya los cinco puntos del artículo para ilustrar cómo una mujer joven puede enriquecer el ambiente del hogar.

Julie B. Beck, “Corazón de madre”, Liahona, mayo de 2004, pág. 75. Utilice este artículo en el análisis sobre la función de la madre.

El Progreso Personal, Experiencias con el valor “Naturaleza divina”, Nº 3.

Lección 6: Compartamos los quehaceres del hogar

L. Tom Perry, “La solemne responsabilidad de amarse y cuidarse el uno al otro”, Liahona, junio de 2006, pág. 56. Al comienzo de la lección, utilice la sección del artículo titulada “Hacer participar a nuestros familiares”.

El Progreso Personal, Experiencias con el valor “Buenas obras”, Nº 1.

Lección 7: Contribuyamos al amor y a la armonía del hogar

Susan W. Tanner, “Te dije…?” Liahona, mayo de 2003, pág. 73. Considere utilizar este artículo como introducción a la lección.

El Progreso Personal, Experiencias con el valor “Valor individual”, Nº 3.

Lección 8: Mejoremos nuestras técnicas de comunicación

“Preguntas y respuestas”, Liahona, febrero de 2004, pág. 30. Utilice las sugerencias que están al comienzo del artículo, en la sección de la lección “Podemos ayudar a mejorar la comunicación interpersonal en nuestra familia”.

El Progreso Personal, Normas para la fortaleza de la juventud, “El lenguaje”.

Lección 9: Las jóvenes pueden ser pacificadoras en el hogar

Susan W. Tanner, “Yo soy la luz que debéis sostener”, Liahona, mayo de 2006, pág. 103. Considere utilizar el relato de Raluca en vez del relato que se incluye en la lección.

El Progreso Personal, Experiencias con el valor “Naturaleza divina”, Nº 7.

Lección 10: El sacerdocio: una gran bendición

James E. Faust, “La restauración de todas las cosas”, Liahona, mayo de 2006, pág. 61. Utilice este artículo al comienzo de la lección.

Julie B. Beck, “Un derramamiento de bendiciones”, Liahona, mayo de 2006, pág. 11. Utilice este artículo al enumerar las bendiciones que se reciben por medio del sacerdocio.

Lección 11: Reconozcamos y agradezcamos la labor del obispo

Gordon B. Hinckley, “Los pastores de Israel”, Liahona, noviembre de 2003, pág. 60. Reemplace la primera cita, con la descripción que hizo el presidente Hinckley sobre las cualidades del obispo.

Lección 12: La bendición de padre

L. Tom Perry, “El ser padre, un llamamiento eterno”, Liahona, mayo de 2004, pág. 69. Analice del artículo la sección “La función del padre”, en la sección de la lección “Un padre puede bendecir a sus hijos por medio del sacerdocio”.

Merrill J. Bateman, “El sacerdocio, las llaves y el poder para bendecir”, Liahona, noviembre de 2003, pág. 50. Considere agregar el relato del élder Bateman acerca de Michael, al analizar la bendición que se recibe al comienzo del año escolar.

Lección 13: La bendición patriarcal

Julie B. Beck, “Ustedes son de noble linaje”, Liahona, mayo de 2006, pág. 106. En las citas que lean en voz alta, incorpore el consejo de la hermana Beck sobre la bendición patriarcal.

“Acerca de las bendiciones patriarcales”, Liahona, marzo de 2004, pág. 18. Utilice las respuestas que se dan en el artículo para responder a las preguntas de las mujeres jóvenes sobre la bendición patriarcal.

El Progreso Personal, Experiencias con el valor “Valor individual”, Nº 6.

Lección 14: Las bendiciones del templo

Russell M. Nelson, “Los jóvenes adultos y el templo”, Liahona, febrero de 2006, pág. 10. Realce el análisis sobre la revelación con la sección del artículo “La revelación continua”.

El Progreso Personal, Experiencias con el valor “Integridad”, Nº 1.

Lección 15: El matrimonio en el templo

Gordon B. Hinckley, “El matrimonio que perdura”. Liahona, julio de 2003, pág. 2. Considere sustituir la sección del artículo “Cásense correctamente y vivan con rectitud”, con el relato del élder LeGrand Richards.

Robert D. Hales, “Cómo prepararse para un matrimonio celestial”, Liahona, febrero de 2006, pág.16. Al terminar la lección incluya los consejos del élder Hales sobre cómo establecer un curso eterno.

Lección 16: El diario de historia personal

Gordon B. Hinckley, “Buscad el reino de Dios”, Liahona, mayo de 2006, pág. 81. Comparta las anotaciones del diario del presidente Hinckley, en la sección de la lección sobre el consejo profético de llevar un diario personal.

Lección 17: Cómo llevar registros de historia familiar

James E. Faust, “El prodigio que son ustedes”, Liahona, noviembre de 2003, pág. 53. Relate la experiencia del presidente Faust para recalcar el propósito de la familia, durante la primera sección de la lección.

Boyd K. Packer, “Su historia familiar: Cómo empezar”, Liahona, agosto de 2003, pág. 12. Utilice la sección de este artículo “Cómo empezar” como complemento de la sección “Los registros de la familia comienzan con el cuadro genealógico y el registro de grupo familiar”.

Henry B. Eyring, “Teniendo entrelazados sus corazones”, Liahona, mayo de 2005, pág. 77. Utilice el artículo como introducción a la sección de la lección “Tu puedes ser el eslabón que una a tu familia pasada y futura”.

El Progreso Personal, Experiencias con el valor “Valor individual”, Nº 5.

Lección 18: Un legado de tradiciones rectas

Ronald A. Rasband, “Nuestra nueva generación”, Liahona, mayo de 2006, pág. 46. Agregue el relato del bautismo por los muertos al relato del presidente Kimball.

H. Ross Workman, “Rompamos las cadenas del pecado”, Liahona, julio de 2006, pág. 36. En la sección de la lección “Hagamos una distinción entre las buenas tradiciones y las del mundo”, utilice el análisis sobre la libertad en contraste con del cautiverio, que hace el élder Workman.

Lección 19: Preparémonos para enseñar

M. Russell Ballard, “Cómo crear un hogar en el que se comparta el Evangelio”, Liahona, mayo de 2006, pág. 84. Considere compartir las ideas del artículo en la sección de la lección “Podemos adquirir destrezas que nos sirvan para enseñar el Evangelio”.

M. Russell Ballard, “Uno más”, Liahona, mayo de 2005, pág. 69. Incluya la lista del artículo de lo que deseaban saber los misioneros del CCM, después de la representación que está en la introducción de la lección.

Shanna Butler, Adam C. Olson y Roger Terry, “Predicando Su Evangelio”, Liahona, septiembre de 2005, pág. 10. Utilice las ideas de la sección “Preparar, Preparar, Preparar” del artículo, para realzar la aplicación de la lección.

Lección 20: La obra misional

Thomas S. Monson, “El profeta José Smith: Maestro mediante el ejemplo”, Liahona, noviembre de 2005, pág. 67. Utilice los principios del carácter del presidente Monson para mejorar el análisis acerca de lo importante que es el ejemplo en la obra misional.

Dallin H. Oaks, “Compartir el Evangelio”, Liahona, enero de 2002, pág. 7. Utilice la sección del articulo “Cómo hacerlo” como complemento del análisis sobre cómo una mujer joven se prepara para compartir el Evangelio.

El Progreso Personal, Experiencias con el valor “Buenas obras”, Nº 7.

Lección 21: Escribir a los misioneros

David A. Bednar, “Llegar a ser misioneros”, Liahona, noviembre de 2005, pág. 44. Utilice la sección del artículo que sea más apropiada, para analizar las responsabilidades de un misionero.

Lección 22: Consultemos al Señor

Joseph B. Wirthlin, “Cómo mejorar nuestras oraciones”, Liahona, agosto de 2004, pág. 16. Utilice la sección del artículo “Un modelo de oración”, en el análisis sobre la oración.

El Progreso Personal, Experiencias con el valor “Fe”, Nº 1.

Lección 23: El ayuno nos trae bendiciones

Joseph B. Wirthlin, “La ley del ayuno”, Liahona, julio de 2001, pág. 88. Utilice este artículo como complemento de las respuestas a las preguntas que las mujeres jóvenes hagan sobre el ayuno.

Ronald T. Halverson, “Se abrieron los cielos”, Liahona, agosto de 2004, pág. 42. Considere utilizar este relato en vez del relato de Matthew Cowley.

El Progreso Personal, Experiencias con el valor “Integridad”, Nº 6.

Lección 24: La revelación en el diario vivir

James E. Faust, “Comunión con el Espíritu Santo”, Liahona, marzo de 2002, pág. 2. En la segunda sección de la lección utilice el análisis del presidente Faust sobre cómo recibir revelación personal.

Dallin H. Oaks, “Ocho razones para recibir revelación”, Liahona, septiembre de 2004, pág. 8. Utilice estas ocho razones para dar término a la lección.

Lección 25: La ley del sacrificio

M. Russell Ballard, “La ley del sacrificio”, Liahona, marzo de 2002, pág. 10. Utilice este artículo como complemento de la primera parte de la lección.

Won Yong Ko, “El sacrificio es un gozo y una bendición”, Liahona, noviembre de 2005, pág. 92. Utilice este artículo en la conclusión de la lección, como ejemplo del por qué el sacrificio nos trae bendiciones.

Guía de fuentes de consulta para el Sacerdocio Aarónico: Manual 2

Para utilizar en 2007, lecciones 1–25

Lección 1: ¿Quién soy yo?

James E. Faust, “¿Quiénes creen que son?—Un mensaje para la juventud”, Liahona, junio de 2001, pág 2. Utilice este artículo como complemento de algunas partes de la lección.

Joseph B. Wirthlin, “El crecer dentro del sacerdocio”, Liahona, enero de 2000, pág. 45. Utilice este artículo para que le ayude en el análisis de cómo llegar a ser como nuestro Padre Celestial.

Cumplir nuestro deber a Dios (presbítero), “Desarrollo académico, personal y de orientación profesional o vocacional”, Nº 7.

Lección 2: Conozcamos a nuestro Padre Celestial

Gordon B. Hinckley, “Pensamientos inspiradores”, Liahona, marzo de 2006, pág. 2. Utilice la sección “Crean en Dios” como introducción de la lección. Utilice “Un real sacerdocio” y “Sean leales a la Iglesia” con la sección de la lección acerca de las responsabilidades del sacerdocio.

James E. Faust, “Que te conozcamos a ti, El único Dios verdadero, y a Jesucristo”, Liahona, febrero de 1999, pág. 2. Utilícelo como complemento a lo largo de la lección.

Elaine S. Dalton, “Él [los] conoce por su nombre”, Liahona, mayo de 2005, pág. 109. Utilice este artículo como complemento de la sección acerca de que Dios los conoce a cada uno por su nombre.

Lección 3: La fe en Jesucristo

Gordon B. Hinckley, “Creo en estos Tres”, Liahona, julio de 2006, pág. 2. Al comienzo de la lección, utilice este artículo como complemento a la sección “Debemos tener fe en Jesucristo”.

Earl C. Tingey, “El gran plan de felicidad”, Liahona, mayo de 2006, pág. 72. Utilice este artículo para explicar la Expiación.

“Del huerto a la tumba vacía”, Liahona, abril de 2006, pág. 8. Utilice este artículo como complemento al análisis de la Expiación.

Cumplir nuestro deber a Dios (diácono), “Desarrollo espiritual”, números 1 y 2.

Lección 4: La compañía del Espíritu Santo

Joseph B. Wirthlin, “El inefable don”, Liahona, mayo de 2003, pág. 26. Utilice este artículo para explicar el don del Espíritu Santo y cómo actúa.

David A. Bednar, “Para que siempre podamos tener Su Espíritu con nosotros”, Liahona, mayo de 2006, pág. 28. Utilice este artículo como complemento a lo largo de toda la lección.

Carlos E. Asay, “La compañía del Espíritu Santo”, Liahona, agosto de 1988, pág. 34. Utilice los pasos que menciona el élder Asay para explicar porqué debemos tener el Espíritu con nosotros.

Lección 5: El albedrío

Robert D. Hales, “Para actuar por nosotros mismos: El don y las bendiciones del albedrío”, Liahona, mayo de 2006, pág. 4. Utilice este artículo al principio de la lección para explicar el albedrío.

Wolfgang H. Paul, “El don del albedrío”, Liahona, mayo de 2006, pág. 34. Utilice este artículo como complemento de la lección.

“Mantente libre”, Liahona, febrero de 2003, pág. 33.

Lección 6: El prestar servicio a la manera de Cristo

Gordon B. Hinckley, “La necesidad de más bondad”, Liahona, mayo de 2006, pág. 58. Utilice los ejemplos de bondad del presidente Hinckley como complemento de la lección.

Joseph B. Wirthlin, “La virtud de la bondad”, Liahona, mayo de 2005, pág. 26. Al comienzo de la lección, utilice los ejemplos de bondad que menciona el élder Wirthlin.

Cumplir nuestro deber a Dios (maestro), “Desarrollo cívico y social”, Nº 3; (presbítero), “Desarrollo espiritual”, Nº 9.

Lección 7: La importancia eterna de la familia

Thomas S. Monson, “Cómo llegar a ser lo mejor de nosotros mismos”, Liahona, abril 2006, pág. 2. Cuando analicen qué aprendieron de sus respectivas familias los miembros de su clase, lea la sección “Escojamos el sendero de la familia”.

M. Russell Ballard, “Lo más importante es lo que perdura”, Liahona, noviembre de 2005, pág. 41. Utilice este artículo como complemento de la introducción de la lección.

Ronald A. Rasband, “Nuestra nueva generación”, Liahona, mayo de 2006, pág. 46. Comience la lección con la experiencia espiritual que el élder Rasband y su familia tuvieron en Preston, Inglaterra.

Cumplir nuestro deber a Dios (diácono), “Desarrollo social y cívico”, Nº 4.

Lección 8: La espiritualidad

Dieter F. Uchtdorf, “En alas de águilas”, Liahona, julio de 2006, pág. 14. Como complemento del relato y del análisis, utilice la sección de este artículo “Deben aprender a controlarse”.

“Despojémonos del hombre natural”, Liahona, julio de 2006, pág. 30. Utilice este artículo como complemento de la lección.

Lección 9: El arrepentimiento y la expiación de Jesucristo

Boyd K. Packer, “No recordaré más sus pecados”, Liahona, mayo de 2006, pág. 25. Utilice este artículo como complemento durante el análisis sobre Alma y Corianton.

Jeffrey R. Holland, “Las cosas destrozadas pueden repararse”, Liahona, mayo de 2006, pág. 69. Utilice el segundo punto que da el élder Holland sobre por qué el venir a Cristo da paso al arrepentimiento.

Richard G. Hinckley, “El arrepentimiento, una bendición del ser miembro de la Iglesia”, Liahona, mayo de 2006, pág. 48. Considere utilizar el relato del arrepentimiento de la investigadora, en lugar del relato que se encuentra en la lección.

Lección 10: El estudio de las Escrituras

L. Tom Perry, “Las bendiciones de leer el Libro de Mormón”, Liahona, noviembre de 2005, pág. 6. Utilice este artículo como complemento del análisis acerca de Nefi, de Lehi y de las planchas de bronce.

Cumplir nuestro deber a Dios (diácono, maestro, presbítero), “Actividades familiares”, Nº 1.

Lección 11: Satanás y sus tentaciones

James E. Faust, “La voz del Espíritu”, Liahona, junio de 2006, pág. 2. Utilice la sección del artículo “Escuchemos las voces de rectitud”, en el análisis de cómo resistir a Satanás.

Dallin H. Oaks, “No se dejen engañar”, Liahona, noviembre de 2004, pág. 43. Utilice el análisis del élder Oaks sobre los métodos que tiene Satanás para engañar al analizar “La intención de Satanás es destruirnos”.

Cumplir nuestro deber a Dios (maestro), “Desarrollo espiritual”, Nº 5.

Lección 12: La oración

Joseph B. Wirthlin, “Cómo mejorar nuestras oraciones”, Liahona, agosto de 2004, pág. 16. Considere utilizar “Un modelo de oración”, en lugar del relato que está al comienzo de la lección.

Cumplir nuestro deber a Dios (diácono, maestro, presbítero), “Deberes y normas del sacerdocio”, Nº 3.

Lección 13: El ayuno

Carl B. Pratt, “Las bendiciones de un ayuno”, Liahona, noviembre de 2004, pág. 47. Utilice las descripciones que hace el élder Pratt sobre el ayuno, al analizar “El ayuno implica más que estar sin comer”.

Ronald T. Halverson, “Se abrieron los cielos”, Liahona, agosto de 2004, pág. 42. Considere utilizar este artículo en lugar de uno de los relatos de la lección acerca del ayuno.

Cumplir nuestro deber a Dios (diácono), “Actividades del quórum”, Nº 2.

Lección 14: La obediencia a Dios

Henry B. Eyring, “La preparación espiritual: Comiencen con tiempo y perseveren”, Liahona, noviembre de 2005, pág. 37. En la sección de la lección “La obediencia resulta en libertad y felicidad”, analice las maneras que nos da el élder Eyring, sobre cómo podemos prepararnos ahora.

Cumplir nuestro deber a Dios (presbítero), “Actividades familiares”, Nº 1.

Lección 15: La exaltación mediante la obediencia a los convenios

Richard J. Maynes, “Guardemos nuestros convenios”, Liahona, noviembre de 2004, pág. 92. En el análisis de la lección de cómo guardar los convenios, incluya el ejemplo de los Amonitas.

Cumplir nuestro deber a Dios (presbítero), “Actividades del quórum”, Nº 1.

Lección 16: Los diezmos y las ofrendas

Earl C. Tingey, “El establecimiento de normas eternas”, Liahona, octubre de 2004, pág. 20. Considere utilizar el análisis del artículo acerca de los diezmos y de las ofrendas, para dar comienzo a la sección de la lección “Debemos aprender a pagar diezmos y ofrendas”.

Stephen B. Oveson y Dixie Randall Oveson, “La consagración personal”, Liahona, septiembre de 2005, pág. 16. En la introducción de la lección, utilice la sección del artículo “Más que el diezmo”, antes del relato del presidente Packer.

Kathleen H. Hughes, “De las cosas pequeñas”, Liahona, noviembre de 2004, pág. 109. Comience la sección de la lección acerca de las bendiciones de los diezmos, compartiendo la sección correspondiente del artículo.

Cumplir nuestro deber a Dios (diácono), “Deberes y normas del sacerdocio”, números 7 y 9; (maestro, presbítero), “Deberes y normas del sacerdocio”, Nº 8.

Lección 17: La bendición patriarcal

Julie B. Beck, “Ustedes son de noble linaje”, Liahona, mayo de 2006, pág. 106. En la pregunta Nº 8 del cuestionario, incluya el consejo de la hermana Beck acerca de cómo prepararse para recibir la bendición patriarcal.

“Acerca de las bendiciones patriarcales”, Liahona, marzo de 2004, pág. 18. Utilice la información del artículo como complemento de las respuestas a las preguntas del cuestionario.

Cumplir nuestro deber a Dios (presbítero), “Actividades familiares”, Nº 3.

Lección 18: Los deberes del maestro en el Sacerdocio Aarónico

“La restauración del sacerdocio”, Liahona, abril de 2004, pág. 30. Utilice el análisis del artículo sobre los deberes del maestro para realzar la sección de la lección sobre este tema.

Cumplir nuestro deber a Dios (maestro), “Desarrollo espiritual”, Nº 1.

Lección 19: Un corazón quebrantado y un espíritu contrito

D. Todd Christofferson, “Cuando te hayas convertido”, Liahona, mayo de 2004, pág. 11. Utilice el análisis que se hace en el artículo acerca de tener un corazón quebrantado y un espíritu contrito para realzar la sección de la lección “Una nueva forma de sacrificio”.

Robert K. Dellenbach, “Por sacrificios se dan bendiciones”, Liahona, noviembre de 2002, pág. 33. Incluya el análisis que se hace en el artículo sobre el sacrificio, con el fin de ampliar la sección de la lección “Un corazón quebrantado y un espíritu contrito”.

Lección 20: La preparación de la Santa Cena

James E. Faust, “Real sacerdocio”, Liahona, mayo de 2006, pág. 50. Utilice el relato de los diáconos negligentes en la sección de la lección “La administración reverente de la Santa Cena”.

Robert C. Oaks, “¿Quién sigue al Señor?”, Liahona, mayo de 2005, pág. 48. Utilice la primera mitad del artículo como complemento de la sección “La Santa Cena es una ordenanza sagrada”.

Cumplir nuestro deber a Dios (diácono), “Actividades del quórum”, Nº 7.

Lección 21: La preparación para recibir el Sacerdocio de Melquisedec

James E. Faust, “La llave del conocimiento de Dios”, Liahona, noviembre de 2004, pág. 52. Al concluir la lección, analice los tres requisitos del artículo de cómo magnificar el sacerdocio.

Russell M. Nelson, “Llaves del sacerdocio”, Liahona, octubre 2005, pág. 26. Incluya la definición del élder Nelson acerca de las llaves al analizar los privilegios del Sacerdocio de Melquisedec.

Cumplir nuestro deber a Dios (presbítero), “Actividades del quórum”, Nº 4.

Lección 22: La dirección patriarcal en el hogar

James E. Faust, “El padre dedicado”, Liahona, septiembre de 2006, pág. 2. Utilice la sección del artículo “Cómo fortalecer al padre” al analizar cómo dar apoyo a los padres.

F. Melvin Hammond, “Papá, ¿estás despierto?”, Liahona, noviembre de 2002, pág. 97. Incorpore este artículo cuando analicen las diferentes maneras de preparar a un hombre joven para tener una familia en el futuro.

Cumplir nuestro deber a Dios (maestro), “Desarrollo espiritual”, Nº 11.

Lección 23: La preparación eficiente para una misión

Richard G. Scott, “El poder de Predicad Mi Evangelio”, Liahona, mayo de 2005, pág. 29. Utilice este artículo a lo largo de toda la lección para analizar la importancia de familiarizarse con el manual Predicad Mi Evangelio.

David A. Bednar, “Llegar a ser misioneros”, Liahona, noviembre de 2005, pág. 44. Al comenzar la lección, analice los consejos del élder Bednar acerca de cómo prepararse para una misión.

Cumplir nuestro deber a Dios (diácono), “Desarrollo espiritual”, números 9 y10; (maestro), “Desarrollo espiritual”, números 8 y 9; (presbítero), “Desarrollo espiritual”, Nº 8.

Lección 24: Las bendiciones del trabajo

Dieter F. Uchtdorf, “Ver el fin desde el principio”, Liahona, mayo de 2006, pág. 42. Reemplace el relato de la condesa con el relato de la lavandería que da el élder Uchtdorf.

W. Rolfe Kerr, “El siervo inútil”, Liahona, octubre de 2003, pág. 26. Considere reemplazar la primera cita de la lección, con el relato de la granja que ofrece el élder Kerr.

Cumplir nuestro deber a Dios (maestro), “Desarrollo académico, personal y de orientación profesional o vocacional”, Nº 4; (presbítero), “Desarrollo académico, personal y de orientación profesional o vocacional”, Nº 3.

Lección 25: El desarrollo de la pureza mediante la autodisciplina

James E. Faust, “El enemigo interior”, Liahona, enero de 2001, pág. 54. Reemplace la primera cita con el análisis que hace el presidente Faust sobre nuestro propio enemigo.

Cumplir nuestro deber a Dios (maestro), “Desarrollo espiritual”, Nº 5.