Enseñanzas para nuestra época


Las siguientes pautas para la instrucción de la clase del cuarto domingo en el sacerdocio de Melquisedec y la Sociedad de Socorro remplazan las que se encuentran en Información para los líderes del sacerdocio y de las organizaciones auxiliares sobre los cursos de estudio, 2005 al 2008.

Las lecciones del Sacerdocio de Melquisedec y de la Sociedad de Socorro que se imparten el cuarto domingo del mes se deben concentrar en las “Enseñanzas para nuestra época”. Esas lecciones se deben enseñar del ejemplar de la revista Liahona que contenga los discursos de la conferencia general más reciente; esos ejemplares se publican cada mes de mayo y noviembre. Los discursos también están disponibles (en varios idiomas) en internet en: www.lds.org.

Cada lección se debe preparar en base a uno o más discursos. Los presidentes de estaca y de distrito eligen cuáles discursos se deben utilizar o pueden asignar esa responsabilidad a los obispos y a los presidentes de rama. Los líderes deben resaltar la importancia de que los hermanos del Sacerdocio de Melquisedec y las hermanas de la Sociedad de Socorro estudien los mismos discursos en los domingos correspondientes. Los maestros deben buscar el consejo de sus líderes en cuanto a cualquier énfasis especial.

Se insta a las personas que asistan a las lecciones del cuarto domingo a estudiar y llevar a la clase el ejemplar de la revista de la conferencia general más reciente. Los líderes de barrio y de rama deben asegurarse de que todos los miembros tengan acceso a las revistas de la Iglesia.

Sugerencias para preparar una lección basándose en los discursos

  • Ore para que el Espíritu Santo esté con usted a medida que estudie y enseñe el (los) discurso(s). Es probable que se sienta tentado a preparar la lección utilizando otros materiales; sin embargo, los discursos de la conferencia constituyen el curso de estudio aprobado. La asignación que usted tiene es la de ayudar a otras personas a aprender el Evangelio y a vivirlo, tal como se enseñó durante la más reciente conferencia general de la Iglesia.

  • Revise el (los) discurso(s) en busca de los principios y la doctrina que satisfagan las necesidades de los miembros de la clase. Asimismo, busque en el (los) discurso(s) relatos, referencias de las Escrituras y declaraciones que le serán de ayuda para enseñar esas verdades.

  • Haga un bosquejo de la forma en que desea enseñar los principios y la doctrina; en ese bosquejo se deberán incluir preguntas que hagan que los miembros de la clase:

    • Busquen los principios y la doctrina en el (los) discurso(s) que enseñe.

    • Piensen en el significado de los principios y la doctrina.

    • Compartan la comprensión, las ideas, las experiencias y el testimonio que tengan de los principios y la doctrina.

    • Apliquen en su vida esos principios y esa doctrina.

  • Revise los capítulos 31–32 de La enseñanza: El llamamiento más importante.

“Lo más importante es que los miembros sientan la influencia del Espíritu, aumenten su comprensión del Evangelio, aprendan a aplicar los principios del Evangelio en su vida y fortalezcan su compromiso de vivir el Evangelio” (Guía para la enseñanza, 2001, pág. 13).

Tenga a bien enviar sus comentarios de “Enseñanzas para nuestra época” a: Curriculum Development, 50 East North Temple Street, Room 2420, Salt Lake City, UT 84150-0024, E.U.A.; o comuníquese por correo electrónico a: cur-development@lds church.org.

Meses

Materiales para las lecciones del cuarto domingo

De noviembre de 2008 a abril de 2009

Discursos publicados en la revista Liahona de noviembre de 2008 *

De mayo de 2009 a octubre de 2009

Discursos publicados en la revista Liahona de mayo de 2009 *

Mostrar las referencias

  1.   *

    Estos discursos se pueden acceder (en muchos idiomas) en www.lds.org.