Se dirigen a nosotros


Hagamos de la conferencia parte de nuestra vida

¿Qué harás para que las enseñanzas de la conferencia general formen parte de tu vida y de la de los miembros de tu familia? Quizás desees utilizar algunas de estas declaraciones y preguntas como punto de referencia para llevar a cabo un análisis o para la meditación personal.

Además, puedes leer, oír o ver en línea los discursos de la conferencia general en www.lds.org.

Para los niños

  • “Seamos buenos ciudadanos de las naciones donde vivimos y buenos vecinos en nuestras comunidades, sirviendo a las personas de otras religiones al igual que a las de la nuestra”.—Presidente Thomas S. Monson (véase la pág. 106).

  • “Los hijos de Dios tienen más cosas en común que diferencias… Dios nos ayudará a ver alguna diferencia en otra persona no como motivo de irritación sino como una contribución. El Señor les puede ayudar a ver y a valorar lo que otra persona aporte y que ustedes no tengan. —Presidente Henry B. Eyring (véase la pág. 68).

  • “Al estudiar las Escrituras, al hablar con nuestro Padre Celestial a diario, [y] al comprometernos a guardar los mandamientos de Dios… adquirimos esperanza”. —Presidente Dieter F. Uchtdorf (véase la pág. 21).

Para la juventud

  • El presidente Henry B. Eyring enseñó sobre cómo edificar la unidad al hablarnos con bondad los unos a los otros: “Les prometo un sentimiento de paz y gozo cuando hablen amablemente de los demás en la luz de Cristo” (véase la pág. 68).

  • “Jóvenes, [la reunión sacramental] no es un momento para cuchicheos en teléfonos celulares ni para enviar mensajes de texto a otras personas”, dijo el élder Dallin H. Oaks (véase la pág. 17).

  • Elaine S. Dalton dijo: “Creo firmemente que una jovencita o un jovencito virtuosos, guiados por el Espíritu, pueden cambiar el mundo pero, para hacerlo, debemos volver a la virtud” (véase la pág. 78).

  • Para leer [en inglés] sobre experiencias de la conferencia que los jóvenes hayan tenido, diríjase a: newera .lds.org.

Para los adultos

  • El presidente Boyd K. Packer relató varias de las tribulaciones a las que se enfrentaron los primeros Santos de los Últimos Días (véase la pág. 88). ¿En qué forma los fortaleció su fe durante esas tribulaciones? ¿En qué forma puede fortalecerle a usted su fe? (Para ideas adicionales, véase el discurso del élder Robert D. Hales, en la pág. 72.)

  • El élder D. Todd Christofferson mencionó tres cosas que necesitamos a fin de ser un pueblo de Sión (véase la pág. 37). Haga una lista de las maneras en que usted puede progresar en cada uno de esos aspectos.

  • El élder M. Russell Ballard y Silvia H. Allred hablaron sobre el hecho de que el Evangelio se está esparciendo por las naciones de la tierra (véanse las págs. 81 y 10). Además, en sus palabras de apertura, el presidente Thomas S. Monson dijo: “Los exhorto a que oren para que se abran las puertas de esos lugares [donde no se nos permite compartir el Evangelio libremente], a fin de que podamos compartir con ellos el gozo del Evangelio”. Si usted recuerda la ocasión en que el presidente Spencer W. Kimball (1895–1985) compartió un consejo similar, converse en cuanto a la experiencia que tuvo al seguir ese consejo. ¿Qué ha notado en el propio lugar donde usted reside en cuanto al progreso de la Iglesia? Hable con su familia en cuanto al hecho de orar juntos, a fin de que se presenten oportunidades para que el Evangelio se predique en más lugares.

  • No importa las tribulaciones que afrontemos, nuestro Padre Celestial no nos dejará solos (véanse los discursos en las páginas 21, 29, 32, 41, 75 y 102). ¿Cómo ha contestado nuestro Padre Celestial tus oraciones cuando te has enfrentado a situaciones difíciles?

UN REGALO DE CUMPLEAÑOS PARA EL PRESIDENTE THOMAS S. MONSON

En su discurso de la conferencia, el élder Quentin L. Cook, del Quórum de los Doce Apóstoles, dijo: “Cuando a nuestro amado profeta, el presidente Thomas S. Monson, se le preguntó este pasado agosto, en el día de su cumpleaños, cuál sería el regalo ideal que los miembros de todo el mundo podrían darle, dijo sin dudar ni un momento: ‘Encuentren personas que estén pasando por dificultades… y hagan algo por ellas’ ” 1 .

Niños, ¿les gustaría darle al presidente Monson un regalo de cumpleaños? Piensen en un acto de servicio que podrían hacer por alguna persona; tal vez su abuelo necesite ayuda en las tareas de la casa, o quizás el niño nuevo de la escuela necesita un amigo. Hay muchas personas que necesitan ayuda, ¡y muchos niños bondadosos que les ayuden! Dinos en cuanto a tu acto de servicio y después lee sobre muchos otros en las revistas Liahona y Friend de agosto de 2009, que es el mes en el que el presidente Monson cumple años.

Por correo electrónico, envía tu carta, fotografía y el permiso a: friend@lds church.org o a liahona@ldschurch.org. O envía tu carta, fotografía y permiso a:

Birthday Service

Friend [or Liahona] Magazine

50 E. North Temple St., Rm. 2420

Salt Lake City, UT 84150-0024, E.U.A.

Se debe incluir la información y el permiso siguientes:

Nombre completo

Edad

Estado/Provincia, País

Doy mi permiso para imprimir el envío y la fotografía:

Firma de uno de los padres o custodio legal

Tengan a bien responder para el 15 de diciembre de 2008. Los niños cuyas cartas se envíen deberán tener por lo menos tres años de edad.

Nota

  •   1.

    Thomas S. Monson, citado en Gerry Avant, “Prophet’s Birthday: Milestone of 81”, Church News, 23 de agosto de 2008, pág. 4.