El presidente Joseph F. Smith (1838–1918) dedicó el sitio del templo en Cardston, Alberta, Canadá, el 27 de julio de 1913; era la antigua manzana del tabernáculo que originalmente fue cedida a la Iglesia por Charles Ora Card, quien fundó el poblado en 1887, cuando llegaron los santos inmigrantes. El que previamente fuera el élder David O. McKay (1873–1970), del Quórum de los Doce Apóstoles, colocó la piedra angular el 19 de septiembre de 1915. El presidente Heber J. Grant (1856–1945) dedicó el edificio el 26 de agosto de 1923.

El templo está construido con granito color hueso de las canteras cercanas a Nelson, Columbia Británica. El Templo de Cardston, Alberta, una auténtica fortaleza de Dios, tanto en fortaleza espiritual así como en apariencia física, proporciona unas vistas impresionantes de toda la pradera canadiense en todas direcciones a partir de Cardston.

En calidad de Apóstol, el élder David O. McKay colocó la piedra angular del Templo de Cardston, Alberta, en 1915.

Una de las características sobresalientes del templo es un panel esculpido de diez metros de anchura ubicado en el lado este. En la escultura se representa al Salvador en el pozo ofreciéndole agua viva a la mujer samaritana.