El prestar servicio en la Iglesia

¿Cuándo es el momento para prestar servicio?

Por el élder Robert D. Hales

Del Quórum de los Doce Apóstoles

De “Cómo prepararse para un matrimonio celestial”, Liahona, febrero de 2006, pág. 19; y palabras pronunciadas en la Universidad Brigham Young–Idaho el 7 de abril de 2007.

Elder Robert D. Hales
Imprimir Compartir

    Al recordar los años rigurosos que pasó en la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad Harvard, el élder Robert D. Hales, del Quórum de los Doce Apóstoles, dice: “Me encontraba esforzándome al máximo de mi capacidad”.

    Por esa época, al élder Hales se le extendió un llamamiento para ser presidente del quórum de élderes. Estaba preocupado por la presión extra que implicaría un llamamiento en su agenda. “Fue una de las pocas veces en mi vida en que no acepté de inmediato”, explica. “Regresé a mi casa, donde se encontraba mi esposa y le dije: ‘Es probable que fracase en mis estudios si acepto este llamamiento’”.

    La hermana Hales contestó: “Bob, yo prefiero tener un activo poseedor del sacerdocio que un hombre que tenga una maestría de Harvard”. Entonces lo abrazó y agregó: “Juntos lograremos ambas cosas”.

    Se arrodillaron a orar y se pusieron manos a la obra. Los meses que siguieron fueron difíciles, pero se las arreglaron para “lograr ambas cosas”.

    Unos años más tarde, el élder Hales se encontraba ocupado trabajando como presidente de una compañía cuando se le pidió que prestara servicio como obispo de su barrio. Diez años después de eso, en 1975, mientras ocupaba el cargo de vicepresidente corporativo de una gran empresa, fue llamado como ayudante del Quórum de los Doce Apóstoles. No tuvo ninguna dificultad para aceptar esos llamamientos.

    “Fue fácil”, dice. “Ya había tomado la decisión cuando era más joven”.

    El élder Hales concluye diciendo: “Todos ustedes se preguntarán en algún momento de la vida: ‘¿Cuándo es el momento para prestar servicio?’. Y la mejor respuesta que puedo darles es: ‘Cuando se les pida hacerlo’”.

    Ilustración fotográfica por Steve Bunderson.