El presidente Monson pide más misioneros; anuncia cinco nuevos templos


El presidente Thomas S. Monson dio apertura a la Conferencia General Semestral número 180, que se llevó a cabo el sábado 2 y el domingo 3 de octubre de 2010, al pedir que más miembros presten servicio como misioneros y al anunciar cinco nuevos templos.

El presidente Monson repitió el llamado a “todo joven digno y capaz” de prepararse para prestar servicio; y extendió la bienvenida a las mujeres jóvenes que deseen servir; y expresó la necesidad que la Iglesia tiene de “muchos, muchos más matrimonios mayores” para que presten servicio.

“El servicio misional es un deber del sacerdocio”, dijo él, “una obligación que el Señor espera de nosotros, a quienes se nos ha dado tanto”.

El presidente Monson anunció que se planea construir cinco nuevos templos en Hartford, Connecticut, EE. UU; Indianápolis, Indiana, EE. UU; Lisboa, Portugal; Tijuana, México; y Urdaneta, Filipinas.

Estos templos se suman a un total de 23 templos que se han anunciado o que están en construcción. Después de la construcción de estos 23 templos, el total a nivel mundial será de 157.

“Seguimos edificando templos”, dijo el presidente Monson. “Ruego que continuemos siendo fieles en asistir a los templos, los cuales se están construyendo cada vez más cerca de nuestros miembros” (“Al encontrarnos reunidos de nuevo”, Liahona y Ensign, noviembre de 2010, pág. 4).

Los nuevos templos serán los primeros de la Iglesia en Portugal, Indiana y Connecticut. El templo en Urdaneta será el tercer templo de la Iglesia construido en las Filipinas y el templo de Tijuana será el decimotercero de México.

Durante los seis meses entre las conferencias generales de abril y de octubre, la Iglesia dedicó cuatro nuevos templos: el Templo de Gila Valley, Arizona; el de Vancouver, Columbia Británica; el de Cebú City, en las Filipinas; y el de Kiev, Ucrania. El Templo de Laie, Hawaii, está programado para ser rededicado el 21 de noviembre de 2010, después de extensas renovaciones.