Lo que creemos

Dios revela la verdad a Sus profetas y a nosotros


Dios revela la verdad a Sus profetas y a nosotros

Un profeta es un testigo especial de Jesucristo y testifica de la divinidad de Él. Dios llama a un profeta para que sea Su representante sobre la tierra. Un profeta enseña la verdad, interpreta la palabra de Dios y, aparte de eso, sigue las indicaciones de Dios para bendecir nuestras vidas. Cuando un profeta habla en nombre de Dios, es como si hablara Dios (véase D. y C. 1:38). Hay profetas sobre la tierra hoy en día tal como los hubo en la antigüedad.

La revelación para toda la Iglesia viene a través del Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días: Thomas S. Monson. Él es un profeta de Dios. Cuando los miembros de la Iglesia hablan de “el profeta”, se refieren al Presidente de la Iglesia. No obstante, hoy en día hay otros profetas sobre la tierra. Los dos consejeros del presidente Monson, el presidente Henry B. Eyring y el presidente Dieter F. Uchtdorf, también son profetas. También se llama como profetas a otros doce hombres: el Quórum de los Doce Apóstoles.

Como hijos de un amoroso Padre Celestial, podemos recibir revelación de Él para nuestra vida personal. Aunque a veces la revelación puede venir por medio de visiones, sueños o visitas de ángeles, la forma más común en la que Dios se comunica con nosotros es a través de los suaves susurros del Espíritu Santo. Mediante la revelación personal podemos recibir fortaleza y respuestas a nuestras oraciones.

¿Dónde podemos leer las enseñanzas inspiradas de los profetas modernos?

  1. 1.

    Doctrina y Convenios es un conjunto de revelaciones dadas a profetas modernos. Se puede hallar en línea en www.scriptures.lds.org.

  2. 2.

    En la revista Liahona (que está disponible en varios idiomas en LDS.org) se imprime todos los meses un mensaje del Presidente de la Iglesia o de uno de sus consejeros.

  3. 3.

    “La Familia: Una Proclamación para el Mundo” y “El Cristo Viviente: El testimonio de los Apóstoles”, son declaraciones proféticas de verdades en cuanto a la familia y al Salvador. Ambas están en LDS.org.

  4. 4.

    Todos los miembros de la Primera Presidencia y del Quórum de los Doce Apóstoles hablan cada seis meses en la conferencia general de la Iglesia. Lea el texto o vea los videos de sus discursos en www.conference.lds.org.

¿Cómo podemos recibir revelación personal?

  1. 1.

    Ayunar, meditar y orar para obtener guía.

  2. 2.

    Leer las Escrituras; ellas son un medio por el cual nuestro Padre Celestial responde nuestras oraciones y nos guía a medida que el Espíritu Santo nos ayuda a comprender lo que leemos.

  3. 3.

    Asistir a la Iglesia todos los domingos y, si es posible, asistir al templo.

  4. 4.

    Guardar los mandamientos para ser dignos de recibir inspiración del Espíritu Santo.

Para más información, véase Dallin H. Oaks, “Dos líneas de comunicación”, Liahona, noviembre de 2010, pág. 83; Principios del Evangelio, 2009, “Los profetas de Dios”, págs. 43–47; y Leales a la fe, 2004, “Revelación”, págs. 158–162.

“Hablaré a tu mente y a tu corazón por medio del Espíritu Santo que vendrá sobre ti y morará en tu corazón.

“Ahora, he aquí, éste es el espíritu de revelación” (D. y C. 8:2–3).

“Cuán agradecidos estamos de que los cielos en verdad estén abiertos, de que el evangelio de Jesucristo se haya restaurado y de que la Iglesia esté fundada sobre la roca de la revelación. Somos un pueblo bendecido, con apóstoles y profetas en la tierra hoy en día”.

Presidente Thomas S. Monson, “Palabras de Clausura”, Liahona, noviembre de 2009, págs. 109–110.

Ilustraciones fotográficas por David Stoker.