Felices en el hogar


Buntha y Neath son hermanos que viven en Siem Reap, Camboya.

Cuando cumplió ocho años, Buntha decidió bautizarse. Cuando Neath cumpla ocho años, también se bautizará. “Quiero recibir el Espíritu Santo”, dice ella.

Para Buntha y Neath es importante servir a los demás. Buntha quiere ser misionero cuando crezca. Neath no ve la hora de ser una “misionera abuelita”, una misionera mayor.

Las personas de alrededor del mundo vienen a visitar los edificios antiguos de su ciudad, pero donde Buntha y Neath más felices están es en su hogar, pasando tiempo con su familia.

Buntha y Neath tienen un lugar especial para estudiar al aire libre donde se sientan a leer las Escrituras, hacer su tarea y leer la revista Liahona. A Buntha y a Neath les gusta leer las Escrituras, y tratan de leerlas todos los días. A Neath le gusta leer acerca del sueño de Lehi y a Buntha le gusta leer sobre Nefi.

A Neath le gusta jugar a las canicas y a Buntha le gusta jugar al fútbol con cualquier pelota que pueda encontrar.

Buntha y Neath pasan mucho tiempo juntos. Los dos tratan de ser amables el uno con el otro y con los miembros de su familia.

Fotografías por Chad E. Phares