Élder W. Christopher Waddell, de los Setenta


Un principio rector sobreentendido en la familia del élder Wayne Christopher Waddell siempre ha sido: “Confía en el Señor”.

“Al confiar en el Señor, no necesitamos preocuparnos por grandes cambios”, dice el élder Waddell refiriéndose a las vueltas de la vida. “Sabemos que Él quiere lo mejor para nosotros y seremos bendecidos”.

El élder Waddell nació en junio de 1959 en Manhattan Beach, California, EE.UU., y es hijo de Wayne y Joann Waddell. Recibió su licenciatura en historia de la Universidad San Diego State, donde también jugaba al vóleibol. Ha trabajado en varios puestos de una compañía mundial de servicios de inversiones.

El élder Waddell se casó con Carol Stansel el 7 de junio de 1984 en el Templo de Los Ángeles, California. Tienen cuatro hijos. La unidad es algo primordial en la familia Waddell. Atribuyen esa unidad al haber tratado de vivir el Evangelio del Salvador en su hogar. Las actividades familiares también han sido importantes—pasar tiempo en las playas cerca de su hogar y asistir a eventos deportivos como familia.

Antes de su llamamiento al Primer Quórum de los Setenta, el élder Waddell sirvió como misionero de tiempo completo en España, como obispo, miembro del sumo consejo, consejero al presidente de misión, presidente de estaca, presidente de la Misión España Barcelona y Setenta de Área.

El élder Waddle dice que una experiencia se ha acumulado a la otra y cada una de ellas continúa agregándose al “tesoro del testimonio” en el cual se apoya al afrontar desafíos en la vida.

Al hablar de la preparación para su nuevo llamamiento, el élder Waddell habla acerca del templo.

“¿Qué nos preparó para esto? Cuando fuimos al templo por primera vez e hicimos convenios, prometimos estar dispuestos a hacer lo que fuera que el Señor nos pidiera, aunque no fuese algo conveniente”, dijo. “Todo lo que se necesita es ir al templo, servir en una misión, hacer convenios y luego ver Su mano y la forma en que Él dirige la obra. No estamos haciendo nada especial; estamos guardando los convenios que hicimos, igual que todos los demás”.