Aumenta la autosuficiencia en Ecuador


“La libertad individual y la responsabilidad ciudadana descansan sobre el principio de ayudar a las personas a ayudarse ellas mismas”, fueron las palabras que incluyó Ezra Taft Benson (1899-1994), decimotercer presidente de la Iglesia, en 1975 en su discurso de apertura del Benson Agriculture and Food Institute and Corporation, que es un programa de Latter-day Saint Charities (obras de beneficencia SUD).

Bajo esa filosofía en cuanto a la autosuficiencia, el Instituto Benson ha colaborado con miles de personas a fin de mejorar la producción de alimentos, la nutrición, la salud, y elevar la calidad de vida de algunas de las personas pobres del mundo.

En 2009, personal del Instituto Benson viajó a Ecuador, país rico en agricultura. No obstante, según la Organización Mundial de la Salud, en ese país de cerca de 15 millones de habitantes, el 23 por ciento de los niños menores de cinco años sufre de desnutrición crónica. Los empeños que realiza el Instituto Benson están ayudando a disminuir esas cifras a medida que las personas que participan se esfuerzan por romper el ciclo de la pobreza.

Una mujer, madre de seis hijos, dijo que antes de que el Instituto Benson llegara, a menudo le era difícil proveer de lo necesario para su familia: “Es muy triste ser madre y ser tan pobre que uno no puede darle a los hijos un plato de comida o un trozo de pan cada día”, dijo ella.

Al trabajar con el Instituto Benson, las familias aprendieron mejores técnicas para sembrar, la rotación de cultivos, en cuanto a la cría de animales pequeños, la alimentación balanceada, la higiene personal y la preparación adecuada de alimentos.

Con la implementación de nuevas técnicas agrícolas, el hambre, que era un problema diario, se ha vuelto algo menos frecuente. Las familias observaron un aumento considerable en la producción de alimentos, lo cual les permitió almacenar alimentos para ellos mismos y también vender los productos para obtener ingresos. Además, las familias notaron un cambio positivo en su salud a medida que su dieta y sus condiciones de salubridad mejoraron. El consumo de frutas de su propia cosecha les ofrece los nutrientes que sus dietas anteriores no tenían.

“En el pasado, los niños no asimilaban las cosas en la escuela”, aseguró un maestro local. “Después del programa, los niños comenzaron a aprender con más rapidez. Antes los niños se enfermaban con frecuencia; después, ya no se enfermaban. Se quedaban dormidos en la clase; después, ya no lo hacían. Se los veía mucho más cansados, pero después del programa se veían mucho más sanos, con más energía”.

Todas las iniciativas de bienestar de la Iglesia se basan en principios de autosuficiencia comprobados, los cuales, junto con el método del Instituto Benson que se basa en décadas de experiencia y conocimiento, continúan bendiciendo la vida de decenas de miles de personas en todo el mundo.

Las familias que trabajan con el Instituto Benson han observado un cambio positivo en su salud a medida que su dieta y sus condiciones de salubridad han mejorado.

Vea el video sobre el proyecto de Ecuador en internet en inglés y en español en http://lds.org/church/news/growing-self-sufficiency-in-ecuador.