Desde Emma Smith hasta Frances Monson, las esposas de los presidentes de la Iglesia han estado al lado de sus esposos como fieles compañeras. De ellas y de otras fieles mujeres, el élder Bruce R. McConkie (1915–1985), del Quórum de los Doce Apóstoles, dijo: “El Señor nunca envía apóstoles, profetas ni hombres rectos a ministrar a Su pueblo sin colocar al lado de ellos mujeres de la misma estatura espiritual”1.

1. Esta mujer se bautizó en 1834 y más tarde viajó sola 1.600 km para unirse a los Santos de los Últimos Días en Kirtland, Ohio, EE. UU. Le prometió a su madre que regresaría si descubría que la Iglesia era falsa, pero permaneció con los Santos de los Últimos Días durante el resto de su vida.

2. El futuro esposo de esta jovencita trató de impresionarla cuando eran adolescentes y arregló el jardín de sus padres para llevar a cabo una fiesta igual de prestigiosa que las de los jóvenes que vivían en vecindarios más adinerados.

3. A esta mujer le encantaba leer desde que era pequeña y muchas veces lo hacía cuando pensaban que estaba dormida, tendiendo las camas o practicando el órgano.

4. Cuando tenía ocho años de edad, esta pequeña fue al bosque a orar; oró por su padre, quien no tenía una fe firme en Cristo. Cuando su padre fue al bosque a cazar, oyó la oración de la niña; eso le enterneció el corazón y lo hizo volverse más fiel.

5. Cuando esta joven salió por primera vez con su futuro esposo, los padres de ella lo besaron en la mejilla. Cuando el joven se dio vuelta buscándola, ella sólo dijo: “Iré a buscar el abrigo”2.

6. Esta mujer recibió instrucción en la Universidad de Utah y en el Colegio de Música de Cincinnati [Estados Unidos], donde aprendió habilidades en cuanto al cuidado de los hijos y del hogar. Aprendió a amar la literatura, del drama y las artes, y llegó a destacarse como excelente intérprete de música.

7. Cuando era estudiante universitaria, esta joven tuvo el papel principal de Viola en Noche de reyes, de Shakespeare; encabezó el comité de baile de la facultad, fue presidenta del Club Atlético Femenino y vicepresidenta del alumnado.

8. Esta mujer leía con elocuencia cuando estaba en la Primaria, con expresiones y movimientos. Más tarde, su esposo dijo de una de esas lecturas: “No sé por qué me impresionó, pero lo cierto es que jamás la olvidé. Después de eso creció hasta convertirse en una hermosa muchacha, y yo tuve la sensatez de casarme con ella”3.

Respuestas en la siguiente página.

Emma Hale Smith

Emma Hale Smith

Flora Amussen Benson

Flora Amussen Benson

Marjorie Pay Hinckley

Marjorie Pay Hinckley

Phoebe W. Carter Woodruff

Phoebe W. Carter Woodruff

Lucy Woodruff Smith

Lucy Woodruff Smith

Frances Johnson Monson

Frances Johnson Monson

Camilla Eyring Kimball

Camilla Eyring Kimball

Emma Ray McKay

Emma Ray McKay

Mostrar las referencias

Notas

  1. 1.

    Bruce R. McConkie, Doctrinal New Testament Commentary, 3 tomos, 1966–1973, Tomo 3, pág. 302.

  2. 2.

    Véase Thomas S. Monson, “Abundantemente bendecidos”, Liahona, mayo de 2008, pág. 111.

  3. 3.

    Véase Jeffrey R. Holland, “El president Gordon B. Hinckley: Valiente y denodado”, Liahona, agosto de 1995, Edición especial, pág. 17.