Una poderosa herramienta

Siempre me he suscrito a la revista Liahona, pero cuando era menos activa no la leía mucho. Un día estaba limpiando un armario y encontré unas copias muy antiguas. Al hojearlas, un relato me llamó la atención. Era sobre una hermana que había sido menos activa durante varios años y no tenía ninguna intención de volver a la Iglesia; pero un inspirado obispo le dio un llamamiento y ella dejó sus malos hábitos y regresó. Ese relato tuvo un profundo impacto en mí; fue el primer paso para que yo volviera a la actividad en la Iglesia. Ahora, años después, la Liahona es una poderosa herramienta en nuestro hogar. Los consejos, la guía y los testimonios que se encuentran en la revista nos ayudan todos los días.

Moema Lima Salles Broedel, Brasil

Relatos para los niños —y los adultos

Soy madre de un niño pequeño y cada noche, antes de que se vaya a dormir, me encanta leerle los relatos para los niños que se encuentran en la revista Liahona. Ha sido una bendición para mí también, porque he aprendido acerca de Jesucristo, del profeta José Smith, de la reverencia, de la oración y de muchas otras cosas. ¡Sigan con su buen trabajo!

Silvia Ruiz de Muñoz, Ecuador

Tenga a bien enviar sus comentarios o sugerencias a liahona@ldschurch.org. Es posible que lo que se reciba sea editado a fin de acortarlo o hacerlo más claro.