Cuaderno de la conferencia de octubre


“Lo que yo, el Señor, he dicho, yo lo he dicho… sea por mi propia voz o por la voz de mis siervos, es lo mismo” (D. y C. 1:38).
A medida que repase la conferencia general de octubre de 2011, puede utilizar estas páginas (y los cuadernos de la conferencia de ejemplares futuros) para ayudarle a estudiar y aplicar las enseñanzas recientes de los profetas y apóstoles vivientes.

Promesa profética

Presidente Thomas S. Monson

“No ha pasado ningún día sin que yo me comunique con mi Padre Celestial mediante la oración. Es una relación que atesoro, una sin la cual estaría literalmente perdido. Si no tienen ese tipo de relación con su Padre Celestial, los insto a que trabajen para lograr esa meta. Al hacerlo, tendrán derecho a recibir Su inspiración y Su guía en la vida, las cuales cada uno de nosotros necesita para sobrevivir espiritualmente en nuestra estadía aquí sobre la tierra. Esa inspiración y esa guía son dones que Él nos da gratuitamente, si simplemente las buscamos”.

Presidente Thomas S. Monson, “Permaneced en lugares santos”, Liahona, noviembre de 2011, pág. 84.

Ir y hacer

Élder L. Tom Perry

El élder L. Tom Perry, del Quórum de los Doce Apóstoles, enseñó que a fin de que la Iglesia se comprenda mejor, debemos:

  1. 1.

    “…ser audaces en nuestras declaraciones de Jesucristo. Queremos que los demás sepan que afirmamos que Él es la figura central de toda la historia humana”.

  2. 2.

    “…[ser] un ejemplo de rectitud para los demás… Nuestra vida debe ser un ejemplo de bondad y virtud a medida que tratemos de emular el ejemplo que Él dio al mundo”.

  3. 3.

    “…[hablar] en defensa de la Iglesia. En el transcurso de nuestra vida diaria somos bendecidos con muchas oportunidades de compartir con los demás lo que creemos”.

Tomado de “El perfecto amor echa fuera el temor”, Liahona, noviembre de 2011, págs. 42–43.

Llena el espacio en blanco

  1. 1.

    “El estudio con oración del _______________ edificará la fe en Dios el Padre, en Su Amado Hijo y en Su evangelio. Fortalecerá la fe de ustedes en los profetas de Dios, tanto los antiguos como los modernos. Puede acercarlos más a Dios que cualquier otro libro; puede cambiar una vida para mejor” (Henry B. Eyring, “Un testigo”, Liahona, noviembre de 2011, págs. 70–71).

  2. 2.

    “Una _______________ pasa a ser una amistad duradera que no se debilita con el paso del tiempo” (Richard G. Scott, “El poder de las Escrituras”, Liahona, noviembre de 2011, pág. 6).

  3. 3.

    “Para los que piensen que las pruebas que enfrentan no son justas, la _______________ compensa todas las injusticias de la vida” (Quentin L. Cook, “Las canciones que no pudieron cantar”, Liahona, noviembre de 2011, pág. 106).

  4. 4.

    “Cuando tenemos _______________, estamos dispuestos a servir y ayudar a los demás cuando no es fácil y sin esperar reconocimiento ni reciprocidad” (Silvia H. Allred, “La caridad nunca deja de ser”, Liahona, noviembre de 2011, pág. 115).

Respuestas:

Para leer, ver o escuchar los discursos de la conferencia general, haga clic en /lds.org/general-conference?lang=sp.

El valor para hacer lo correcto aunque solo estés

Presidente Thomas S. Monson, “Atrévete a lo correcto aunque solo estés”, Liahona, noviembre de 2011, pág. 61.

Presidente Thomas S. Monson

“Creo que mi primera experiencia en cuanto a tener el valor de defender mis convicciones fue cuando serví en la Marina de los Estados Unidos casi al final de la Segunda Guerra Mundial…

“Siempre recordaré cuando llegó el domingo de la primera semana [del campamento de entrenamiento]. El suboficial comandante nos dio buenas noticias. En posición firme, en el campo de entrenamiento bajo la fresca brisa de California, escuchamos sus órdenes: ‘Hoy todos van a ir a la Iglesia; todos, menos yo, claro. ¡Yo voy a descansar!’ Y luego gritó: ‘Todos los católicos, reúnanse en el Campamento Decatur, y no vuelvan hasta las tres de la tarde. ¡Atención, marchen!’ Un grupo bastante grande se fue. Después vociferó su siguiente orden: ‘Los que sean judíos, reúnanse en el Campamento Henry, y no vuelvan hasta las tres de la tarde. ¡Atención, marchen!’. Un grupo más pequeño salió marchando. Entonces dijo: ‘Los demás que sean protestantes, reúnanse en los teatros del Campamento Farragut, y no vuelvan hasta las tres de la tarde. ¡Atención, marchen!’.

“De inmediato me vino el pensamiento a la mente: ‘Monson, tú no eres católico, no eres judío ni eres protestante. Tú eres mormón; ¡así que quédate aquí!’. Les aseguro que me sentí completamente solo, con valor y determinación sí, pero solo.

“Y entonces escuché las palabras más dulces que oí decir a ese suboficial. Miró hacia donde yo estaba y preguntó: ‘¿Y ustedes, muchachos, qué se consideran?’. Hasta ese momento no había visto si había alguien más detrás de mí o a mi lado en el campo de entrenamiento. Casi al unísono, cada uno de nosotros respondió: ‘¡Mormones!’. Es difícil describir la alegría que me invadió el corazón cuando me di vuelta y vi a un pequeño grupo de marineros.

“El suboficial comandante se rascó la cabeza con expresión de asombro, pero finalmente dijo: ‘Entonces, vayan a buscar un lugar donde reunirse, y no vuelvan hasta las tres de la tarde. ¡Atención, marchen!’…

“Aunque la experiencia terminó de un modo distinto al que yo esperaba, yo estaba dispuesto a permanecer firme aunque estuviera solo si hubiese sido necesario.

“Desde ese día ha habido ocasiones en las que no había nadie detrás de mí y entonces tuve que mantenerme firme yo solo. Qué agradecido estoy de que tomé la decisión hace mucho tiempo de permanecer firme y fiel, siempre preparado y listo para defender mi religión”.

Preguntas para reflexionar:

  • ¿Qué efecto tiene en los demás el que permanezcamos firmes?

  • ¿Puede recordar alguna ocasión en la que se hayan puesto a prueba su valor y sus convicciones? ¿Cómo respondió ante la situación?

  • ¿De qué manera podemos prepararnos para permanecer firmes?

Considere escribir lo que piensa en un diario o hablar en cuanto a ello con otras personas.

Recursos adicionales relacionados con este tema: Guía para el Estudio de las Escrituras, “Valor, Valiente”; Thomas S. Monson, “El llamado al valor”, Liahona, mayo de 2004, págs. 54–57; Estudio por tema en LDS.org., “Presión social”; Para la fortaleza de la juventud, “El seguir adelante con fe”.

1. Libro de Mormón; 2. escritura memorizada; 3. Expiación; 4. caridad.