Los Santos de Brasil y del Reino Unido participan en las jornadas de servicio


Desde que la Primera Presidencia invitó en abril a cada miembro de la Iglesia a participar en un día de servicio durante el año, los santos de todo el mundo han estado respondiendo a la invitación. En al menos dos países, Reino Unido y Brasil, las unidades han participado en un esfuerzo unido con otros miembros en sus respectivos países.

Reino Unido

El lunes 5 de septiembre de 2011, miembros de 11 estacas de Inglaterra, junto con el presidente de área, Erich W. Kopischke, de los Setenta, se reunieron para participar en un proyecto de Manos Mormonas que Ayudan, en las Marismas de Tottenham.

El evento marcó no sólo el 75 aniversario del programa de bienestar, sino también el relanzamiento oficial de la Campaña 2011 de limpieza de de la capital en Londres. Durante cinco horas, los miembros, en colaboración con la oficina del alcalde, quitaron malas hierbas, pusieron canteros de flores, trituraron madera, recortaron la vegetación demasiado crecida y quitaron basura del Parque Lee Valley.

Ese mismo día, miembros en otras zonas de Londres se unieron a los proyectos de Manos Mormonas que Ayudan en los hospicios de niños de Haven House y de Richard House.

En Richard House, 18 miembros del barrio Stratford pintaron una oficina, quitaron malas hierbas, cortaron plantas, barrieron los alrededores y arreglaron herramientas. Éste fue el primer contacto que la residencia tuvo con la Iglesia, dijo Charlotte Illera, directora del proyecto de servicio en Richard House.

“Me conmovió la manera en que los voluntarios asumieron sus responsabilidades con entusiasmo y alegría”, dijo ella. “Hasta una tarea tan simple como barrer un camino se hizo con sumo esmero”.

En los últimos meses, los miembros de la Iglesia en Gran Bretaña e Irlanda del Norte se han estado organizando y participando en docenas de proyectos de servicio por todo el país.

Brasil

El 30 de julio de 2011, chalecos amarillos dominaron la escena en cientos de proyectos de servicio en Brasil, al celebrarse el duodécimo aniversario de Manos Mormonas que Ayudan, un programa de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días que procura ofrecer servicio comunitario y ayuda a los necesitados ante desastres.

En realidad, Manos Mormonas que Ayudan (“Maos que Ajudam”) se inició en Brasil como una forma de hacer conocer a los amigos y vecinos los esfuerzos humanitarios de la Iglesia. Ahora se ha convertido en un importante acontecimiento anual.

El día de servicio de este año estuvo lleno de canto, risa y aplausos, mientras 120.000 hombres, mujeres y niños barrieron calles, limpiaron escuelas, repararon edificios, embellecieron parques y participaron en otros proyectos de servicio en el país más grande y más poblado de Latinoamérica. Los miembros de la Iglesia colaboraron con los miembros de la comunidad para brindar servicio que ayudará a todos.

En Belo Horizonte, Recife y Bahía, más de 6.000 voluntarios se movilizaron para luchar contra la fiebre dengue. En Río de Janeiro, los voluntarios limpiaron escuelas públicas y guarderías. En Porto Alegre, 1.500 voluntarios limpiaron escuelas, y algunos participaron en charlas sobre la prevención contra el uso de drogas.

Durante los dos meses antes del día de servicio, más de 500 voluntarios trabajaron para recolectar donaciones de alimentos, los cuales se repartieron a 175 familias necesitadas en São Jose el 30 de julio.

Los miembros de la Iglesia en Blumenau donaron unas 300 libras (136 kg) de alimentos a la Casa de Apoio às Crianças Portadoras de Mielomeningocele e Neoplasia (Casa de Apoyo a los niños con mielomeningocele y neoplasia). Los voluntarios también enseñaron a la institución principios básicos de almacenamiento de comestibles.

“Las técnicas que aprendimos nos ayudarán a almacenar alimentos en nuestras alacenas, ya que mucha de nuestra comida se estropea en el ambiente húmedo”, dijo la trabajadora social Adriane J. Backes Ruoff.

Nota del director: Comparta su experiencia del Día de servicio en lds.org/service/welfare-75th-anniversary.