El Libro de Mormón enseña acerca de Jesucristo


El Libro de Mormón enseña acerca de Jesucristo

En el Antiguo Testamento se nos habla de Jesucristo antes de que viniera a la tierra; se lo llamaba Jehová. En el Antiguo Testamento se habla de las personas que seguían a Jehová.

El Nuevo Testamento es un libro de Escritura en donde se nos habla acerca de la vida de Jesús sobre la tierra. Sus discípulos escribieron en cuanto a Su vida y a Sus enseñanzas.

En el Libro de Mormón también se enseña en cuanto a Jesucristo y las personas que lo seguían.

El Libro de Mormón comienza en Jerusalén durante el tiempo del Antiguo Testamento, alrededor de 600 años antes de que Jesús naciera. En él se habla de que el profeta Lehi y su familia salieron de Jerusalén y de que fueron guiados a través del océano hacia la tierra prometida en el Nuevo Mundo.

Los profetas del Libro de Mormón enseñaron que Jesús vendría a la tierra. También enseñaron que el arrepentimiento y el seguir a Jesucristo traerían felicidad.

Después de que Jesucristo fue crucificado y resucitó en Jerusalén, visitó el Nuevo Mundo para enseñar a la gente. Enseñó en cuanto al bautismo, a la Santa Cena, y sobre cómo amar a los demás; organizó una iglesia con doce apóstoles; reunió a los niños y los bendijo, así como lo había hecho en el Nuevo Testamento.

Al igual que los profetas de la Biblia, los profetas del Libro de Mormón compartieron su testimonio de Jesucristo.

El último profeta del Libro de Mormón fue Moroni, quien vivió alrededor de 400 años después de que Jesús visitara el Nuevo Mundo. Antes de morir, Moroni escribió que toda persona que leyese el Libro de Mormón podía saber que era verdadero si él o ella oraba con fe. Moroni invitó a todos a “[venir] a Cristo” (Moroni 10:32).

Los niños de hoy en día también pueden orar para recibir un testimonio de que el Libro de Mormón es verdadero y de que Jesucristo es su Salvador.