Preguntas y respuestas


“Mis padres están divorciados y a veces recibo un consejo de uno de ellos que contradice el consejo del otro. ¿Qué debo hacer?”

Ésa es una situación difícil. El divorcio ya es suficientemente difícil para la familia, y ahora tienes el desafío de honrar tanto a tu padre como a tu madre sin complacer a los dos.

De ser posible, háblales de tu dilema; es probable que ellos decidan estar unidos por tu bien. En caso de que no quieran cambiar de opinión, podrías seguir el consejo del que tenga una impresión más fuerte al respecto, siempre y cuando no te esté pidiendo que quebrantes los mandamientos.

Si los consejos que te dan son buenos, pero diferentes, como empezar a asistir a clases de algún idioma o empezar a practicar un deporte, entonces, después de haber escuchado sus opiniones, toma una decisión con la ayuda de la oración. El Padre Celestial te guiará por medio del Espíritu Santo. Si uno de tus padres te pregunta al respecto, con amabilidad puedes explicarle que oraste y decidiste lo que sentiste que era mejor.

Si uno de tus padres te aconseja hacer algo que no esté bien, tendrás que encontrar la manera de escoger lo correcto. Por ejemplo: si tu padre te pidiera que no fueras a las reuniones de la Iglesia para pasar tiempo con él, podrías tratar de hacer un plan que incluyera ir a las reuniones y luego pasar tiempo con él. Recuerda que una de las maneras de honrar a tus padres es escoger lo correcto.

Pregúntale a tu obispo

Puedes pedirle consejo a tu obispo o presidente de rama. Él te ayudará mucho, ya que nuestro Padre Celestial le ha dado el poder para ayudarnos. Sé que es muy difícil tomar una decisión en estos casos, pero debes analizar cuidadosamente cada uno de los consejos de tus padres y escoger lo que sea mejor a fin de seguir adelante y progresar.

Joseph S., 17 años, La Libertad, Perú

Aprende nuevas técnicas para hacer frente a situaciones difíciles

Puede parecer difícil, pero es posible superar las dificultades del divorcio y tener una buena vida familiar. Un acontecimiento con tantas repercusiones como el divorcio puede hacer que las personas pasen por tiempos desafiantes, pero también puede ayudarlas a descubrir sus puntos fuertes y poner en práctica nuevas técnicas para hacer frente a situaciones difíciles. Si necesitas ayuda para descubrir cómo afrontar esas situaciones, pídesela a un familiar con el que te lleves bien, al consejero de tu escuela o a tu obispo. Y si te cuesta hablar con tus padres, intenta escribirles una carta.

James P., 17 años, Cebú, Filipinas

Ora para obtener guía

Yo he tenido el mismo problema, pero cada vez que recibía consejos que se contradecían, me arrodillaba y oraba al Padre Celestial para saber cuál de los consejos debía tener en cuenta, tal como hizo el profeta José Smith para saber cuál de todas las sectas era verdadera. En cada ocasión, las respuestas fueron sumamente claras y supe sin duda alguna cuál era el consejo correcto que debía seguir.

Anita O., 17 años, Western, Ghana

La decisión es tuya

Es difícil cuando las dos personas a quienes más acudes para obtener consejos se contradicen. Es normal que las personas tengan opiniones diferentes, pero, en situaciones como ésta, debes escuchar a ambas, tener una actitud abierta y, por último, decidir qué es lo mejor y con qué estaría de acuerdo el Señor. No es fácil rechazar el consejo de uno de tus padres, pero tienes que recordar que esto no es una competencia. Tú seguirás amándolos, y ellos probablemente estarán contentos de que hayas tomado la decisión correcta aun cuando no sea exactamente lo que ellos te hayan sugerido.

Janiece H., 18 años, Carolina del Norte, EE. UU.

La oración ayuda

Ora para saber todas las cosas en cuanto a aquello sobre lo que les pediste consejo a tus padres. Los padres a veces tienen perspectivas diferentes. El Padre Celestial te ayudará a tomar la decisión correcta. El consejo de los padres es valioso, pero, cuando tus padres se contradigan, acude al Padre Celestial para obtener guía y consejo. El orar siempre te ayudará a manejar esas situaciones.

Leah H., 17 años, California, EE. UU.

Sigue el ejemplo de Nefi

Como misionero, me he encontrado con casos similares y siempre acudo al ejemplo de obediencia de Nefi. Cada vez que él recibía consejo de sus padres, lo ponía en práctica porque era bueno y venía de Dios. Sin embargo, cuando se le rompió el arco, su padre y los demás murmuraron. Por medio de su ejemplo, Nefi logró que su padre orara para obtener dirección. (Véase 1 Nefi 16:18–25.) Eso nos sirve de ejemplo a nosotros: acepta el consejo de tus padres, pero si uno de ellos te da un consejo que difiere de lo que el Señor quiere que hagas, ten la valentía de decirle a él o a ella cuál es la razón por la cual no sigues su consejo; y la mejor razón es que deseas hacer lo correcto.

Élder Kapila, 21 años, Misión República Democrática del Congo Kinshasa

Cómo saber qué es lo correcto

A menudo mis padres me daban consejos diferentes, pero yo siempre sabía qué era lo correcto. Nací en el Evangelio, conozco la verdad, y eso me da la capacidad de determinar qué consejo debo seguir. En algunos casos, tenemos que orar al Padre Celestial y simplemente escuchar la voz suave y apacible del Espíritu Santo, o hablar con el obispo y escuchar lo que él tiene que decir.

Erica C., 18 años, Bahía, Brasil

Acude a tus líderes

Siempre puedes contar con tus líderes. Por medio de las organizaciones de las Mujeres Jóvenes y los Hombres Jóvenes, el Señor ha enviado grandes líderes para inspirar a los jóvenes. Ellos han sido llamados para ayudarte y enseñarte, y por eso son una maravillosa fuente de inspiración y respuestas. Por esa misma razón, también puedes hablar con tu obispo. Estos líderes han sido apartados para ayudar especialmente a los jóvenes.

Rebecca S., 15 años, Washington, EE. UU.

Las respuestas tienen por objeto servir de ayuda y exponer un punto de vista, y no deben considerarse pronunciamientos de doctrina de la Iglesia.

Sanación y esperanza

Élder Dallin H. Oaks

“Todos los que han pasado por el divorcio conocen el dolor y la necesidad del poder sanador y de la esperanza que [provienen] de la Expiación. Ese poder sanador y esa esperanza están al alcance de ellos y también de sus hijos”.

Véase élder Dallin H. Oaks, del Quórum de los Doce Apóstoles, “El divorcio”, Liahona, mayo de 2007, pág. 71.

Siguiente pregunta

“Uno de mis amigos me ha ofendido mucho. Sé que se espera que lo perdone, pero ¿cómo supero el dolor que me causó?”

Envía tu respuesta antes del 15 de marzo de 2012 por medio de liahona.lds.org, por correo electrónico a liahona@ldschurch.org, o por correo postal a:

Liahona, Questions & Answers 3/12
50 E. North Temple St., Rm. 2420
Salt Lake City, UT 84150-0024, EE. UU.

Es posible que las respuestas se modifiquen para abreviarlas o darles más claridad.

Para publicar tu respuesta y fotografía, la carta o el mensaje de correo electrónico debe ir acompañada de la siguiente información y autorización: (1) nombre completo, (2) fecha de nacimiento, (3) barrio o rama, (4) estaca o distrito, (5) tu autorización por escrito y, si tienes menos de 18 años, la autorización por escrito de tus padres (es admisible por correo electrónico) .