Desconectados


Con tanta tecnología divertida a nuestro alcance, es fácil dedicarle demasiado tiempo a ella y no el suficiente a actividades como leer, jugar al aire libre o pasar tiempo con la familia y los amigos. Algunos de nuestros lectores y sus familias han pensado en maneras de mantener su vida equilibrada, recordando que el Espíritu mora en hogares felices y sanos.

Hemos descargado relatos de las Escrituras y música apropiada en nuestros MP3. Ponemos nuestra computadora donde todo el mundo la puede ver. No vemos televisión antes de la escuela o hasta que hayamos terminado nuestra tarea y los quehaceres por la tarde. Algunos canales de la televisión están bloqueados para que no los podamos ver en absoluto. En lugar de ver la televisión, jugamos afuera, ayudamos con el huerto, o jugamos juegos de mesa juntos. Cuando tenemos equilibrio en nuestra vida, nuestro hogar es más tranquilo y pacífico.

Sarah, Steven, Christie y Jason L.; edades: 7, 15, 20 y 18; Queensland, Australia

En nuestra familia recibimos seis “boletos para la televisión” al principio de la semana. Un boleto equivale a una hora de pantalla. En la parte de atrás de cada boleto hay una lista de las cosas que debemos hacer antes de entregar el boleto, como limpiar nuestra habitación, terminar nuestra tarea, y acabar nuestros quehaceres. En vez de usar la tecnología todo el tiempo, nos gusta leer, jugar juntos y jugar afuera con nuestros amigos.

Trevor y Nicolette C., edades: 10 y 13, Utah, EE. UU.

En lugar de ver la televisión todo el tiempo, ¡nos gusta leer! Y después de terminar todos los quehaceres y cuando la casa está limpia, podemos usar el internet. Tenemos un reloj en el que podemos ver el tiempo que podemos usar la computadora.

Ellie, Jared, Ethan y Abby H.; edades: 8, 11, 2, y 6; California, EE. UU.