Hijas en Mi reino: Marcar la diferencia


En el prefacio de Hijas en Mi reino: La historia y la obra de la Sociedad de Socorro, la Primera Presidencia insta a los lectores a “estudiar este libro y a permitir que sus imperecederas verdades e inspiradores ejemplos surtan una influencia en sus vidas”1. A continuación se presentan los testimonios de algunos hombres y algunas mujeres para quienes este libro inspirado ha marcado una diferencia:

“El espíritu de este libro es tangible. Realmente siento que me está cambiando el corazón”. —Shelley Bertagnolli

“El leer Hijas en Mi reino me ha inspirado a ser un esposo y un padre más dedicado y a guardar mis convenios con mayor dedicación”. —Aaron West

“Al leer acerca de las hermanas de la Sociedad de Socorro en Hijas en Mi reino, se volvieron reales para mí y pude sentir su fe. Ellas sabían que, al servir a los demás con el amor puro de Cristo, logramos ser lo que el Señor desea que seamos. Ése es el propósito de la Sociedad de Socorro, el cual se aplica a todas: solteras o casadas, jóvenes o ancianas. Se aplica a mí”. —Katrina Cannon

“He vivido en Chile, Argentina, Brasil y los Estados Unidos, y adondequiera que voy, sé que soy parte de un maravilloso círculo de hermanas: un legado de mujeres firmes y fieles”. —Marta Bravo

“Trabajar en Hijas en Mi reino como diseñador gráfico fue una experiencia singular y extraordinaria. Durante nuestra primera reunión, la hermana Julie B. Beck, Presidenta General de la Sociedad de Socorro, nos dio su testimonio de que el libro había sido el producto de la revelación y la instrucción de profetas vivientes. Desde ese primer día, la revelación guió cada aspecto. Cada vez que alguno de nosotros leía algo de las páginas del libro, sentíamos el Espíritu y cambiábamos para mejor. Me sucedió a mí, y vi cómo les sucedía también a los editores, diseñadores, ilustradores, artistas de producción y empleados de imprenta”. —Tadd Peterson

“Me di cuenta de que soy parte de algo mejor. Al obtener fortaleza de la Sociedad de Socorro, yo también puedo llegar a ser alguien mejor”. —Jeanette Andrews

“Esta historia es un poderoso recurso que puede ayudar a hombres y mujeres de todo el mundo a reconocer el valor de las mujeres como hijas de Dios y su importante función en Su reino”. —Susan Lofgren

“Antes pensaba que yo debía ser como el resto de la gente. Ahora me doy cuenta de que cada hermana tiene circunstancias, puntos fuertes y debilidades diferentes, pero cada hermana es importante”. —Nicole Erickson

Hijas en Mi reino ha tenido un profundo impacto en mí como obispo. Testifico del gran poder que resulta cuando la Sociedad de Socorro y el sacerdocio están inseparablemente unidos”. —Mark Staples

Mostrar las referencias

    Nota

  1.   1.

    Hijas en Mi reino: La historia y la obra de la Sociedad de Socorro, 2011, pág. IX.