Cuaderno de la conferencia de octubre

Escuchar Descargar Imprimir Compartir

A medida que repase la conferencia general de octubre de 2011, puede utilizar estas páginas (y los cuadernos de la conferencia de ejemplares futuros) para ayudarle a estudiar y aplicar las enseñanzas recientes de los profetas y apóstoles vivientes.

“Lo que yo, el Señor, he dicho, yo lo he dicho… sea por mi propia voz o por la voz de mis siervos, es lo mismo” (D. y C. 1:38).

Promesa profética

“Una vez que hayan estudiado las doctrinas y los principios de bienestar de la Iglesia, procuren aplicar lo aprendido con los que estén bajo su mayordomía. Lo que esto significa es que, en gran medida, ustedes van a tener que arreglárselas por sí mismos …

“… deben hacer en su área lo que los discípulos de Cristo han hecho en toda dispensación: sentarse en consejo, usar todos los recursos disponibles, buscar la inspiración del Espíritu Santo, pedir la confirmación del Señor y ponerse a trabajar.

“Les doy una promesa: si siguen este modelo, recibirán guía específica en cuanto a quién, qué, cuándo y dónde proveer conforme a la manera del Señor”.

Presidente Dieter F. Uchtdorf, Segundo Consejero de la Primera Presidencia, “El proveer conforme a la manera del Señor”, Liahona, noviembre de 2011, pág. 55.

Amados

“Cada uno de nosotros es un ser que el Señor ama más de lo que podamos comprender o imaginar. Seamos, pues, más bondadosos los unos con los otros y más benévolos con nosotros mismos”.

Élder Robert D. Hales, del Quórum de los Doce Apóstoles, “Esperamos en el Señor: Hágase tu voluntad”, Liahona, noviembre de 2011, pág. 73.

Están invitados

“Invito

A quién: “A los jóvenes de la Iglesia

A qué: “A aprender sobre el espíritu de Elías y a experimentarlo.

Cómo: “Los aliento a que estudien, para que busquen a sus antepasados y se preparen para efectuar bautismos vicarios en la casa del Señor por sus propios familiares fallecidos”.

Véase élder David A. Bednar, del Quórum de los Doce Apóstoles, “El corazón de los hijos se volverá”, Liahona, noviembre de 2011, pág. 26.

Ilustración por Taia Morley; fotografía de los nomeolvides por Bret Dalton; otras fotografías por Robert Casey.