Nuestra página


Nastya L., 12 años, Ucrania

Tina M., 10 años, Congo

El Espíritu hizo que me ardiera el corazón

Me encanta ir a la Iglesia; allí siento el Espíritu. Un día en la Primaria, hablamos sobre los profetas modernos. Más tarde, estaba viendo la película Legado, en casa, y me gustó la historia del profeta José Smith. Al ver la escena en la que un hombre da la noticia de la muerte del profeta, me sentí muy triste. Entonces, el Espíritu hizo que me ardiera el corazón y sentí que José Smith fue en verdad un profeta de Dios y que restauró la Iglesia verdadera.

En enero estaba en el Templo de Guayaquil, Ecuador, con muchos de los miembros de mi familia. Sentí tanta paz y felicidad que no me quería marchar a casa cuando llegó el momento de irnos.

Sé que el Padre Celestial vive y que nos ama, que Jesús es el medio para regresar a Él y que José Smith fue un profeta.

Aron C., 10 años, Colombia

Pagar el diezmo me hace feliz

Ayudo a mi padre a limpiar nuestra casa, y cada mes recibo dinero por ayudar. En lugar de gastarme todo mi dinero, aparto un diez por ciento para el diezmo y se lo doy al obispo. Me siento bien después de pagar el diezmo porque sé que el dinero se usa para cuidar la capilla, para comprar libros y muchas otras cosas. Sé que Jesucristo nos lo dio todo y, cuando pagamos el diezmo, le estamos devolviendo algo. Me siento feliz cuando pago el diezmo.

Nicholas P., 5 años, Brasil

Me encanta ir al templo, y tengo muchísimas ganas de cumplir doce años para recibir el sacerdocio y entrar en el templo para hacer bautismos por los muertos.

Humberto V., 11 años, México

¿Cómo te ha hecho feliz seguir al profeta?

Cuéntanos cómo te ha hecho feliz seguir las enseñanzas del presidente Thomas S. Monson. (Puedes leer o escuchar sus últimos discursos de la conferencia general en la Liahona de noviembre de 2011 o en conference.lds.org.) Envía tu respuesta a liahona.lds.org (haz clic en “Submit Material”) o manda un correo electrónico con tu respuesta a liahona@ldschurch.org, y escribe “Follow the Prophet” en el renglón del asunto. Incluye tu nombre completo, edad, país de residencia y el permiso de tus padres.