Obispo Gary E. Stevenson


El obispo Gary Evan Stevenson dice que ha pasado gran parte de su vida observando la labor esencial que realizan los obispos en todo el mundo. Su padre, dijo él, fue “el obispo de mi juventud, y su servicio causó un profundo impacto en mí”.

En muchas ocasiones, el padre del obispo Stevenson lo invitaba a que lo acompañara a visitar a una de las más de 60 viudas de su barrio. De su padre, el obispo Stevenson aprendió lecciones sobre el servicio cristiano y sobre cuidar a los necesitados. Esas lecciones, dijo él, le ayudarán mucho en su llamamiento como Obispo Presidente de la Iglesia.

“Los obispos de la Iglesia realmente son mis héroes”, dijo él. “Todos los días producen un gran impacto en los miembros de la Iglesia, en particular en los niños y en los hombres y mujeres jóvenes”.

Nació en agosto de 1955 y es hijo de Evan N. y Vera Jean Stevenson. El obispo Stevenson se crió en una familia con legado pionero en el Valle Cache de Utah.

De joven, aceptó el llamamiento de servir en una misión a Japón. Esa asignación infundió en el obispo Stevenson un amor tanto por Asia como por compartir el Evangelio, que ha perdurado toda su vida.

Después de su misión, se matriculó en la Universidad Estatal de Utah. Fue allí donde conoció (y quedó inmediatamente atraído por) Lesa Jean Higley. Se casaron en abril de 1979 en el Templo de Idaho Falls, Idaho. El matrimonio Stevenson tiene cuatro hijos varones.

El obispo obtuvo un título en Administración de Empresas y posteriormente fue el cofundador y presidente de una empresa fabricante de equipo para hacer ejercicios.

Ha servido en varios llamamientos de la Iglesia, entre ellos, consejero en una presidencia de estaca, obispo y Presidente de la Misión Japón Nagoya (2004-2007). Fue llamado al Primer Quórum de los Setenta en 2008 y ha servido como consejero y presidente del Área Asia Norte.