Se ha agregado nueva información para Especialistas en discapacidades en LDS.org


Julie Brink, de Indiana, EE. UU., crió una hija que es sorda y sirvió durante años como intérprete de lenguaje de señas estadounidense en su estaca. Elaine Allison, de Arizona, EE. UU., ha tenido una larga carrera profesional como maestra de escuela pública, en la que ha tenido contacto directo e indirecto con alumnos discapacitados. También tiene un sobrino con Síndrome de Down, amigos cercanos con esclerosis múltiple y esclerosis lateral amiotrófica, o el mal de Lou Gehrig.

Ni la hermana Brink ni la hermana Allison se consideran “expertas” en la materia de discapacidades; sin embargo, las dos sirven como especialistas en discapacidades de la estaca, un llamamiento para el que se agregado nueva información en la sección Servir en la Iglesia, en LDS.org en 10 idiomas. (El llamamiento puede existir a nivel de estaca o de barrio o, si las necesidades lo exigen, en ambos.)

Aunque el llamamiento de especialista en discapacidades se menciona de forma breve en el Manual 2: Administración de la Iglesia, algunos líderes se preguntan qué implica el llamamiento.

“Existen situaciones en las que los líderes de barrio quizás no reconozcan una necesidad, o no sepan qué hacer para responder ante una necesidad particular cuando la reconocen”, dijo Christopher Philips, Director de Servicios para Discapacitados de la Iglesia. “Hay muchas situaciones en que un especialista en discapacidades podría servir de ayuda, pero no todos saben que existe este llamamiento.

“Esta nueva sección en línea de Servir en la Iglesia no describe detalladamente todo lo que tiene que hacer una persona con este llamamiento”, dijo él, “pero sí ofrece ideas y recursos para que la persona que sirve en esta función pueda ayudar a líderes, maestros y familias con temas relacionados con discapacidades”.

La información puesta en LDS.org en 10 idiomas se centra en la manera en que los especialistas pueden ayudar a los líderes de barrio y de estaca:

  • Identificar y conocer a las personas con discapacidades en el barrio o la estaca, y a sus familias.

  • Incluir a miembros con discapacidades en reuniones y actividades.

  • Responder a preguntas y dudas relacionadas con discapacidades que tengan los padres, líderes y otras personas.

  • Determinar oportunidades significativas en las que los miembros con discapacidades puedan prestar servicio.

  • Determinar las necesidades específicas de las familias (incluso en cuanto al cuidado de la persona discapacitada) y, donde sea adecuado, averiguar los recursos que haya disponibles en la comunidad, el barrio y la estaca para atender esas necesidades.

Es importante destacar que el especialista en discapacidades no es la única persona que hace todo esto. Su función es más bien la de ayudar a otros líderes a entender y servir mejor a aquellas personas con discapacidades. Además, el especialista en discapacidades ayuda a las personas afectadas por discapacidades y a sus padres a compartir información con los miembros y líderes del barrio de manera útil”.

Para leer más de este artículo sobre los especialistas en discapacidades, visite news.lds.org.