La Iglesia pide a los miembros que comprendan las normas de Historia Familiar


Los líderes de la Iglesia piden a los Santos de los Últimos Días que aprendan y comprendan mejor las normas de Historia Familiar de la Iglesia en cuanto a enviar nombres para las ordenanzas del templo.

Las condiciones de uso para el sitio web New.FamilySearch.org se establecieron “por razones de sentido común, de doctrina y de respeto”, dijo Dennis C. Brimhall, director administrativo del Departamento de Historia Familiar de la Iglesia.

Las condiciones son sencillas y claras. “Los usuarios no deben enviar nombres de personas con las que no guarden ningún parentesco para realizar las ordenanzas vicarias en el templo, incluso nombres de celebridades o personas famosas, o aquellos obtenidos de proyectos de extracción no aprobados”, dicen los términos que todos los usuarios deben aceptar cada vez que entran a la página.

El énfasis que se les da a las pautas, que también se mencionan en el Manual 2 de la Iglesia, se debe a recientes violaciones de las normas de la Iglesia en cuanto a bautismos vicarios.

“Una de las cosas que debemos recordar es que buscar los nombres de nuestros familiares y preparar los nombres para que se haga la obra en el templo sí es una responsabilidad, pero también es un privilegio”, dijo el hermano Brimhall. “Ese privilegio se extiende a los miembros por medio de aquellos que tienen las llaves de la obra. Las llaves de esta obra las tiene la Primera Presidencia de la Iglesia”.

Los líderes de la Iglesia han pedido a los miembros que envían nombres para bautismos por los muertos que hagan lo siguiente:

  • Trabajen sólo en su propias líneas familiares.

  • No envíen nombres de celebridades.

  • No envíen nombres de grupos no autorizados, como las víctimas del Holocausto judío.

Los líderes de la Iglesia emitieron una declaración el 21 de febrero de 2012, en respuesta a preguntas en cuanto a las violaciones de la norma de la Iglesia, que se estableció en 1995 tras discusiones con los líderes de la fe judía.

La declaración repetía el compromiso firme de la Iglesia de no aceptar los nombres de grupos no autorizados para hacer bautismos vicarios y explicaba que, a fin de eludir las medidas preventivas ya establecidas, la persona que enviara el nombre tendría que usar “engaño y manipulación”.

Tales actos no sólo llevarían a que se suspendiera el acceso del miembro de la Iglesia al sitio web New.FamilySearch.org, sino que además, en algunos casos, los líderes locales tomarían acción disciplinaria.

“Es penoso cuando una persona viola deliberadamente las normas de la Iglesia, y algo que debía verse como una ofrenda basada en amor y respeto se convierte en una fuente de contención”, decía la declaración.

“Vamos a ver una época de educación”, dijo el hermano Brimhall. “Nos volveremos a recordar a nosotros mismos los derechos y las responsabilidades, las llaves y los privilegios, de quién es esta obra y cómo se debería llevar a cabo, así como quién dirige la obra. Si tan sólo recordamos eso, estaremos bien… Podemos hacer que el sistema sea mejor para todos”.