Elijo llenar mi vida con cosas que inviten al Espíritu


Puedes usar esta lección y esta actividad para aprender más sobre el tema de la Primaria de este mes.

Elijo llenar mi vida con cosas que inviten al Espíritu

En la Biblia podemos leer una maravillosa historia en cuanto a Sadrac, Mesac y Abed-nego. El rey Nabucodonosor echó a estos tres amigos a un horno ardiente porque se negaron a adorar una imagen dorada que él había creado. Los tres israelitas dijeron al rey que sólo adorarían a Dios. Debido a que los jóvenes fueron fieles, Dios los libró del horno y salvó sus vidas (véase Daniel 3). Esta historia trata en cuanto a confiar en Dios y a ser fiel y valiente. También trata sobre los buenos amigos que se ayudan unos a otros a hacer lo justo.

Juntos, Sadrac, Mesac y Abed-nego decidieron guardar la promesa de adorar sólo a Dios. Escogieron tener fe en que Dios los salvaría. Escogieron no temer al rey sino confiar en Dios. El presidente Henry B. Eyring, Primer Consejero de la Primera Presidencia, dijo: “Todos necesitamos amigos verdaderos que nos amen, nos escuchen, nos muestren el camino y nos testifiquen de la verdad” (“Amigos verdaderos”, Liahona, julio de 2002, pág. 32).

Recuerda, los buenos amigos marcarán una diferencia en tu vida al ayudarte a hacer lo justo. Busca amigos como Sadrac, Mesac y Abed-nego, ¡y también sé un amigo como ellos!

Canción y Escritura

  • “Yo trato de ser como Cristo”, Canciones para los niños, págs. 40–41.

  • Artículos de Fe 1:13

Tú solo

Aquí hay algunas ideas sobre cómo ser un buen amigo:

  • Al final de la semana, escribe en tu diario personal lo que hiciste para ser un buen amigo de alguien.

  • Piensa en maneras en las que puedas mostrar tu amor por tus amigos.

  • Escribe formas que tienen tus amigos y tú de fortalecer su fe en Dios.

  • Comparte con uno de tus padres o con una líder de la Primaria lo que estás haciendo para ser un buen amigo.

Juego de HLJ: Amistad

Juega a este juego para aprender más en cuanto a cómo ser un buen amigo. Necesitarás un frijol o un botón para cada jugador y unos papelitos en los que estén escritos los números “1”, “2” o “3”. Pon los papelitos en una bolsita o en un sobre.

Para jugar, una persona elige un papelito y mueve su frijol o botón el número de espacios que indique el papel. Lee lo que está en el espacio al que llegues y sigue las instrucciones. El juego no termina hasta que todos lleguen al final ¡como buenos amigos!