La cuenta regresiva para la conferencia general


Para prepararte para la conferencia general, corta las tiras de abajo, pega los extremos y forma una cadena. Cada día, durante las dos semanas anteriores a la conferencia, quita un eslabón de la cadena y haz lo que dice en la tira. Cuanto más corta se haga la cadena, ¡más cerca está la conferencia!

  1. 1.

    Lee en cuanto a la Liahona de Lehi (véase 1 Nefi 16:10, 28, 29 y Alma 37:38–40). ¿En qué se asemejan las palabras de los profetas a una Liahona para las familias de hoy en día?

  2. 2.

    Busca fotografías del profeta y de los apóstoles en el ejemplar de mayo o noviembre de la revista Liahona o en lds.org/church/leaders y aprende sus nombres.

  3. 3.

    Imagínate que se te ha pedido dar un discurso en la Primaria sobre los profetas. ¿Qué dirías?

  4. 4.

    Canta el himno “Te damos, Señor, nuestras gracias”, (Himnos, Nº 10).

  5. 5.

    ¿De qué tema del Evangelio te gustaría aprender más durante la conferencia? Haz una lista de palabras para ver si las escuchas durante la conferencia.

  6. 6.

    Ora pidiendo ayuda para concentrarte y sentir el Espíritu durante la conferencia. También puedes orar por los líderes de la Iglesia que hablarán.

  7. 7.

    Dile a tus padres o a los miembros de la familia por qué tienes deseos de que llegue la conferencia.

  8. 8.

    Lee sobre cuando el rey Benjamín le habló a su pueblo (véase Mosíah 2:1, 5, 9, 41). ¿En qué se parece esa reunión a la conferencia general?

  9. 9.

    Haz un dibujo de tu profeta preferido de las Escrituras.

  10. 10.

    Haz un libro o cuaderno en el que puedas tomar notas o hacer dibujos sobre lo que trataron los discursos de la conferencia. Puedes encontrar un cuaderno para la conferencia que se puede imprimir en lds.org/general-conference/children.

  11. 11.

    Canta la canción “Sigue al Profeta”, (Canciones para los niños, pág. 58).

  12. 12.

    Lee sobre los nefitas justos en 4 Nefi 1:12–13, 16. ¿Qué hacían cuando se reunían?

  13. 13.

    Lee el relato “Amigo Misionero” que aparece en la página 60 de este ejemplar.

  14. 14.

    Habla acerca de esta enseñanza del élder M. Russell Ballard: “Si escuchan al profeta y a los apóstoles vivientes y obedecen nuestro consejo, no se desviarán del camino” (Véase “Se dirigen a nosotros”, Liahona, julio de 2001, pág. 116).