El programa Manos Mormonas que Ayudan abre el camino para la obra misional: Nueva estaca en Amapá, Brasil


El sábado 10 de marzo de 2012, veintiuna personas entraron en las aguas del bautismo. En los estados brasileros de Para y Amapá, que pertenecen a la Misión Brasil Belém, ésta es la cifra más alta de personas que, en los últimos años, reciben la ordenanza del bautismo el mismo día, se convierten así en “conciudadanos” con los santos (Efesios 2:19) y andan “en vida nueva” (Romanos 6:4).

Los bautismos ocurrieron poco después de que se anunciara que el distrito Macapá se convertiría en estaca, lo cual sucedió los días 14 y 15 de abril.

Los líderes, los miembros y los misioneros unieron esfuerzos para lograr este tipo de crecimiento. La labor del programa Manos que Ayudan también ha sido de suma importancia en la obra misional reciente.

“Los proyectos de Manos que Ayudan que se realizaron durante los últimos dos años en el estado de Amapá han sacado a la Iglesia del anonimato y han logrado que los oficiales del gobierno, la prensa y la sociedad en general sientan el deseo de familiarizarse con este programa maravilloso y con la Iglesia que lo promueve”, dijo José Claudio Furtado Campos, presidente de la Misión Brasil Belém, recientemente relevado.

De hecho, los proyectos han brindado tanta ayuda en el estado que los oficiales del gobierno han agregado tres días festivos nuevos en la región: el 6 de abril, Día de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; el 30 de julio, Día de la Acción Solidaria de Manos que Ayudan; y el 23 de septiembre, Día de “La Familia: Una Proclamación para el Mundo”. Además, se le dio un voto de agradecimiento a la Iglesia por medio del élder Jairo Mazzagardi, de los Setenta, Segundo Consejero de la Presidencia de Área de Brasil.

“Los proyectos de Manos que Ayudan han colaborado a que la Iglesia goce de mayor credibilidad entre la gente de Amapá”, continuó el presidente Campos. “Cuando nuestros misioneros se presentan… la gente les dice que ya han escuchado acerca de la Iglesia porque han visto algo en la televisión, han escuchado algo en la radio o han leído al respecto en el periódico. Han escuchado cosas muy buenas acerca de la Iglesia y eso a menudo aumenta la receptividad hacia la obra misional”.

Michelle Sá es directora asistente de asuntos públicos de la Estaca Macapá, Brasil; el élder Fabiano Cavalheiro es un misionero de tiempo completo que presta servicio en la Misión Brasil Belém.