Fortalece mi testimonio

He leído y estudiado diligentemente la revista Liahona desde 1967 y eso me ha ayudado a crecer espiritualmente. Mes a mes espero la revista para ser edificado, sentir los susurros del Espíritu del Señor y fortalecer mi testimonio del Evangelio. En particular me gustó: “Emular y honrar a nuestros Padres Celestiales” (Liahona, febrero de 2012, pág. 80). Me pude identificar con lo que su autor decía, porque yo también soy diseñador gráfico.

Fabio Fajardo, Colombia

Un maestro y un amigo

Me encanta la revista Liahona; me enseña, me sostiene y corrige mi vida. Cuando leo buenas cosas en la mañana, el resto del día procuro ser mejor. Mi amor y mi fe se fortalecen cuando leo la revista. Además, obsequio la revista Liahona a mis amigos. ¡Muchísimas gracias por tan buen maestro y amigo!

Anastasia Naprasnikova, Ucrania

Tenga a bien enviar sus comentarios o sugerencias a liahona@ldschurch.org. Es posible que lo que se reciba sea editado a fin de acortarlo o hacerlo más claro.