Se organiza la primera estaca en la India


Se percibía una emoción y gratitud palpables en el Novotel Convention Center de Hyderabad, India, cuando más de 1.500 miembros se reunieron para la creación de la Estaca Hyderabad, India, la primera estaca en ese país, el 27 de mayo de 2012. El élder Dallin H. Oaks, del Quórum de los Doce Apóstoles, presidió la reunión y estaba acompañado por el élder Donald L. Hallstrom, de la Presidencia de los Setenta, y el élder Anthony D. Perkins, de los Setenta, quien sirve como Presidente del Área Asia. En la conferencia, estos líderes estuvieron acompañados por sus respectivas esposas.

John Gutty fue sostenido como el presidente de estaca, con Suresh Natarajan como primer consejero y Rajaratnam Bushi como segundo consejero. El primer patriarca de la India es el anterior presidente de distrito, Prasad Rao Gudey.

Al dirigirse a la congregación más grande de santos en la historia de la India, Randy D. Funk, presidente de la Misión India Bangalore, dijo: “Ésta es una vista gloriosa en este histórico día, un día que siempre recordaremos. Siempre recordaremos que un apóstol del Señor estuvo aquí”.

El élder Perkins expresó el amor de la Presidencia del Área Asia hacia los miembros de la India y dijo: “Estamos viendo los inicios de una obra maravillosa en este país. El crecimiento de la Iglesia y la organización de la estaca se han efectuado de acuerdo con los principios eternos del Evangelio y los modelos establecidos del sacerdocio”.

El élder Hallstrom hizo notar que él era un segundo testigo del llamamiento de la nueva presidencia de estaca, y explicó el proceso de revelación al seleccionar nuevos líderes de estaca. Comentó que como miembro de los Setenta, él recibe la asignación y llega al lugar sin ninguna predisposición ni prejuicio. Vino a la manera del Señor, dependiendo de Su Espíritu para recibir revelación. “Es la voluntad del Señor que el presidente Gutty sea el presidente de estaca”, dijo el élder Hallstrom.

Kristen Oaks, quien acompañó a su esposo, habló sobre enseñar a los niños de modo que ellos crean, “porque sus madres lo sabían” (véase Alma 56:48).

El élder Oaks fue el último discursante en la reunión y expresó gratitud a la nación de la India, un país con libertad religiosa que permite a los miembros de la Iglesia “reunirse y hablar sobre los principios de nuestra fe”.

El élder Oaks testificó de haber recibido un testimonio del Espíritu, de que el Señor había preparado y escogido a los líderes que fueron llamados. Él también habló acerca de las nuevas responsabilidades de una estaca.

Dijo que en el Antiguo Testamento, el profeta Isaías comparó a Israel con una tienda de campaña (carpa) que daba albergue a los hijos de Israel. “Hoy en día, la tienda es la Iglesia. Todos sabemos que una tienda de campaña necesita estacas para sostenerla. Ahora que Hyderabad es una estaca de Sión, se espera que ustedes den un paso adelante y ofrezcan mayor apoyo en los diezmos y con misioneros”.

Como resultado de la formación de la estaca, los miembros en Hyderabad podrán recibir bendiciones patriarcales. El élder Oaks explicó el contenido de una bendición patriarcal, refiriéndose a esas bendiciones como “escrituras personales”.

“Una bendición patriarcal declara el linaje de las tribus de Israel por el cual se reciben grandes bendiciones”, dijo el élder Oaks. “Una bendición patriarcal también declara bendiciones y promesas que podemos reclamar si somos fieles”.

“A medida que la Iglesia en la India crezca, vendrá el tiempo en que el profeta sienta la inspiración de edificar un templo en la India”, continuó. “Cada estaca que se organiza aumenta la probabilidad de que haya un templo. El templo viene cuando las personas muestran dignidad y dedicación”.

Al concluir, el élder Oaks invocó una bendición: “En esta primera estaca en el gran país de la India, los bendigo para que recuerden las enseñanzas dadas hoy. Los bendigo para que recuerden los convenios que hicieron al bautizarse; los bendigo con el recuerdo y la determinación de guardar los mandamientos de Dios a fin de que puedan disfrutar de Sus bendiciones”.