Los apóstoles se centran en la fe en el Señor Jesucristo durante una visita a Filipinas


Los élderes David A. Bednar y Quentin L. Cook, del Quórum de los Doce Apóstoles, junto con otros líderes de la Iglesia, visitaron el Área Filipinas desde el 24 de agosto al 2 de septiembre de 2012.

En las conferencias de líderes del sacerdocio, los devocionales de jóvenes adultos solteros, las conferencias de estaca y las reuniones misionales, las Autoridades Generales enseñaron doctrina y animaron a los santos a fortalecer su fe en Jesucristo.

En Laguna, el élder Bednar contestó las preguntas de los jóvenes adultos solteros durante una reunión especial. Él explicó: “El Salvador utilizó preguntas como una de Sus herramientas principales para la enseñanza. Si nos esforzamos por hacer preguntas eficaces e inspiradas cuando meditamos y oramos, ustedes y yo podemos participar en un proceso de aprendizaje que nos permite recibir inspiración y encontrar nuestras propias respuestas del Espíritu Santo”.

El domingo, los miembros llenaron el salón sacramental, el salón cultural y otras aulas del centro de Estaca Legazpi mientras el élder Cook enseñaba: “No permitan que sus dudas perturben su fe”.

Hizo hincapié en la importancia de que los esposos y las esposas fueran compañeros iguales en el matrimonio, tal como se enseña en “La Familia: Una Proclamación para el Mundo” (Liahona, noviembre de 2010, pág. 129).

El élder Cook saludó a los miembros al final de la reunión.

Los miembros y misioneros en Iloilo, en la isla Panay, viajaron hasta cinco horas por barco y autobús para asistir a reuniones donde el élder Bednar dio instrucciones sobre cómo fortalecer su fe en Jesucristo y ayudar a los demás a venir a Cristo.

“Estamos aquí para enseñar el evangelio de Jesucristo, pero siempre debemos recordar que el verdadero maestro es el Espíritu Santo”, resumió la hermana Manguil, una misionera de tiempo completo que presta servicio en la Misión Filipinas Iloilo.

En Cagayán de Oro, el élder Cook dijo a los jóvenes adultos locales: “Se necesita su rectitud y esta nación necesita ser más fuerte. Habrá un impacto como resultado de la fortaleza de la Iglesia en Filipinas que bendecirá a las personas de toda Asia”.

Instó a los miembros a concentrarse en lo que es más importante, en superar las dudas, ejercer la fe y casarse en el templo.

“Lo oportuno de las enseñanzas de los principios y las Escrituras especiales que compartieron fue de [gran] importancia”, dijo Carlo V. Crisanto, presidente de la Estaca Iligan, Filipinas. “Ciertamente esos principios son lo que necesitamos hoy en día… De todos los llamamientos que tenemos, el más importante está en la familia”.

Los apóstoles concluyeron su visita a Filipinas con una reunión con dos senadores filipinos y asistiendo a un evento cultural que destacaba a los jóvenes locales.