La enseñanza de Para la Fortaleza de la Juventud

La diversión y los medios de comunicación


La diversión y los medios de comunicación

Nuestra sociedad está llena de opciones en los medios de comunicación. Debemos ser cuidadosos con las imágenes y los pensamientos que permitimos que entren en nuestra mente porque “cualquier cosa que [nosotros] leamos, escuchemos o veamos tiene un efecto en [nosotros]” (Para la Fortaleza de la Juventud [folleto, 2011], página 11). Adrián Ochoa, Segundo Consejero de la Presidencia General de los Hombres Jóvenes, escribió sobre la diversión y los medios de comunicación en la página 48 de este ejemplar.

Él escribió: “Recuerden que en realidad ustedes están en esta vida con el fin de cultivar la fe, ser probados, aprender y ser felices. Como miembros de la Iglesia verdadera de Cristo, disponen de gran poder que los ayudará; tienen el poder del Espíritu Santo que les advertirá cuando se enfrenten con algo que no sea correcto. También tienen el poder del albedrío, a fin de que puedan decidir lo que harán y lo que no harán”.

Sugerencias para enseñar el tema a los jóvenes

  • Hable con sus hijos adolescentes sobre las películas que ven en familia; escuche la música que ellos tienen y analicen juntos si esos medios de comunicación están a la altura de las normas que se encuentran en Para la Fortaleza de la Juventud.

  • Visite youth.lds.org y haga clic en “Para la Fortaleza de la Juventud” en el menú Jóvenes; allí encontrará videos, referencias de las Escrituras, programas de radio en el Canal Mormón, preguntas y respuestas, y artículos (véase, por ejemplo, “Getting Real”), entre ellos discursos de las Autoridades Generales.

  • Considere llevar a cabo una noche de hogar sobre la importancia de escoger cosas buenas en los medios de comunicación (una buena fuente es David A. Bednar, “Las cosas como realmente son”, Liahona, junio de 2010, págs. 22–31).

Sugerencias para enseñar el tema a los niños

En la historia “La regla de la clasificación”, que se encuentra en la página 70, Ethan supo qué juegos y videos eran seguros porque su familia había hablado de ello. Puede leer ese artículo con sus hijos e iniciar una conversación personal utilizando estas preguntas:

  • ¿Quién puede ayudarnos a tomar buenas decisiones acerca de los medios de comunicación y la diversión?

  • ¿Qué artículos y programas de los medios de comunicación son buenos para ver, leer o escuchar?

  • ¿Cuándo es correcto utilizar los medios de comunicación?

  • ¿Dónde debemos utilizar los medios de comunicación?

  • ¿Por qué es importante tener cuidado en cuanto a los medios de entretenimiento?

Considere hacer una guía familiar para los medios de comunicación; para ello, doble papeles en blanco por la mitad y engrápelos en el doblez para formar un librito. En cada página, podría escribir un tipo de medio de comunicación que se utilice en el hogar, junto con las normas familiares y el consejo profético que se aplica a ese medio de comunicación.

También podría leer “Apaga y cuéntalo”, por Danielle Kennington (Liahona, junio de 2011, página 64) para ayudarlo a iniciar una conversación sobre el uso apropiado de los medios de comunicación.

Si hay algo virtuoso, o bello, o de buena reputación, o digno de alabanza, a esto aspiramos” (Artículos de Fe 1:13).