Aumenta la presencia de la Iglesia en Sudámerica, informan los élderes Oaks y Bednar


La primera sección de Doctrina y Convenios incluye la profecía de que la Iglesia saldrá “de la obscuridad y de las tinieblas” (1:30). Es probable que ese día haya llegado a Sudámerica.

“Hemos salido de la obscuridad y las tinieblas”, dijo el élder David A. Bednar, del Quórum de los Doce Apóstoles, tras regresar de Sudamérica en octubre. “Esta verdad se refleja en el modo en que los oficiales gubernamentales [de Sudamérica] conocen y reconocen a la Iglesia, y en la forma en que los representantes de la Iglesia somos recibidos cuando visitamos sus países”.

El élder Bednar acompañó al élder Dallin H. Oaks, también del Quórum de los Doce Apóstoles, durante la visita al Área Sudamérica Sur del 19 al 28 de octubre; visita que incluyó una revisión del área, reuniones con misioneros y líderes del sacerdocio, y devocionales para jóvenes y jóvenes adultos solteros, que se transmitieron a todo Chile, Argentina, Uruguay y Paraguay.

Las autoridades visitantes se reunieron con más de 1800 misioneros que prestaban servicio en las cuatro naciones que componen el Área. “Les dimos la mano a todos los misioneros con quienes nos reunimos y se los veía muy bien”, dijo el élder Oaks. “Era un grupo impactante de misioneros de Norte y Sudámerica”.

Aproximadamente 15.000 personas también vieron dos devocionales para jóvenes y jóvenes adultos solteros del Área. El élder Oaks presidió el devocional de jóvenes adultos solteros, que fue transmitido a 326 lugares de toda el Área. El élder Bednar fue la autoridad que presidió el devocional para jóvenes, el cual vieron jóvenes de entre 12 y 18 años con sus padres; éstos se encontraban reunidos en 439 lugares diferentes.

En cada reunión de capacitación y devocional, las Autoridades Generales visitantes hablaron acerca de la importancia de alcanzar un nivel más alto de “crecimiento real” mediante el aumento de la asistencia a la reunión sacramental, de los matrimonios e investiduras en el templo y de la cantidad de jóvenes que presten servicio en misiones de tiempo completo.

En el devocional para jóvenes, se invitó a los hombres jóvenes y a las mujeres jóvenes a que hicieran preguntas. Las Autoridades Generales respondieron una gran variedad de preguntas acerca de la preparación misional y de mantener la rectitud en un mundo cada vez más malvado.

Las Autoridades Generales indicaron a los líderes locales que el verdadero crecimiento sólo podrá alcanzarse en el Área mediante el aumento del servicio misional y de la retención. Se necesita un gran número de ex misioneros a fin de asegurar generaciones futuras de líderes experimentados, dijo el élder Oaks.

El élder Mervyn B. Arnold, de los Setenta, y Presidente de Área en ese momento, describió la visita de las Autoridades Generales y sus respectivas esposas como “inspiradora, edificante y muy informativa”.

“Su amor, bondad y enseñanzas se recordarán por siempre”, dijo.