Las bendiciones del diezmo

Escuchar Descargar Imprimir Compartir

Pagar los diezmos trae grandes bendiciones, especialmente al ayudarnos a reconocer de mejor forma la mano del Señor en nuestra vida.

El Señor nos ha mandado pagar el diezmo. A cambio, Él promete que “abrir[á] las ventanas de los cielos y [derramará]… bendición hasta que sobreabunde” (Malaquías 3:10). Sus bendiciones, sin embargo, llegan a la manera de Él, en el momento de Él, y pueden ser espirituales o temporales.

En tiempos de dificultades económicas o familiares, las bendiciones prometidas del Señor a aquellos que fielmente pagan el diezmo podrán parecer muy distantes. Pero, como lo indican los siguientes Santos de los Últimos Días, pagar el diezmo ayuda a los miembros de la Iglesia a reconocer de mejor forma la mano del Señor en sus vidas.

Izquierda: fotografía © Photospin; fondo por Sarah Carabine; derecha: Contra el viento, por Liz Lemon Swindle, prohibida su reproducción.

Fotografía por Ed Ferrin.