Preguntas y respuestas sobre el templo


¿Por qué tenemos templos?

Los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días son lugares sagrados donde aprendemos verdades eternas y tomamos parte en ordenanzas sagradas.

¿Cómo es el templo por dentro?

El templo es un lugar pacífico, reverente y hermoso. Todo lo que hay dentro del templo está limpio y en orden. Todos se visten de blanco y hablan en voz baja.

¿Qué ocurre en los templos?

Una esposa puede ser sellada a su esposo, y los hijos pueden ser sellados a los padres. El sellamiento hace posible que las familias estén juntas por la eternidad. En el templo, los hombres y las mujeres también reciben una dádiva de bendiciones espirituales que se llama la investidura. También pueden recibir la investidura y sellarse por aquellos que murieron sin haber hecho convenios en el templo.

¿Qué más ocurre en los templos?

Además del sellamiento y de la investidura, en los templos se llevan a cabo otras ordenanzas. Las personas pueden ser bautizadas y confirmadas en nombre de aquellos que no pudieron unirse a la Iglesia cuando estaban vivos. Cuando cumplas 12 años y seas digno de entrar en el templo, podrás tener la oportunidad de ser bautizado y confirmado por aquellos que murieron sin el Evangelio.

¿Qué ocurre si mi familia no ha entrado en el templo?

El Padre Celestial te conoce y te ama a ti y a tu familia. Él quiere que todos tengan las bendiciones de las ordenanzas del templo. Vive de manera digna para entrar en el templo; ponte ahora mismo la meta de que recibirás la investidura y te casarás en el templo algún día. Tu Padre Celestial te bendecirá a ti y a tu familia.

Presidente Thomas S. Monson

“Mis jóvenes amigos… siempre tengan el templo en la mira. No hagan nada que les impida entrar por sus puertas y participar de las bendiciones eternas y sagradas que allí se reciben”.

Véase presidente Thomas S. Monson, “El Santo Templo: Un faro para el mundo”, Liahona, mayo de 2011, pág. 93.