La Iglesia necesita la madurez y la experiencia de los matrimonios mayores


Junto con el aumento en la cantidad de misioneros jóvenes debido a que se redujo la edad para servir como misioneros, también son muy necesarios los matrimonios misioneros en las misiones de todo el mundo. Con la reciente creación de 58 misiones nuevas, se necesitarán muchos matrimonios mayores para aportar su experiencia de liderazgo y otros tipos de ayuda que son tan vitales para que una misión tenga éxito.

En la conferencia de abril de 2013, el presidente Thomas S. Monson habló acerca del rápido aumento en el número de misioneros y expresó su amor por aquellos que están dispuestos a servir al Señor en el campo misional (véanse las páginas 4, 66). El élder Russell M. Nelson, del Quórum de los Doce Apóstoles, instó específicamente a los matrimonios mayores a prestar servicio. “Ustedes, matrimonios mayores, hagan planes para el día en que puedan servir en la misión; estaremos muy agradecidos por su servicio”, dijo (véase la página 45).

Durante la apertura de la conferencia general de octubre de 2012, el presidente Monson dijo: “Seguimos necesitando muchos más matrimonios misioneros. Según lo permitan sus circunstancias, al acercarse el período de su jubilación, y según lo permita su salud, los animo a ofrecerse para prestar servicio misional de tiempo completo. Tanto el esposo como la esposa sentirán mayor gozo al servir juntos a los hijos de nuestro Padre” (“Bienvenidos a la conferencia”, Liahona, noviembre de 2012, pág. 5).

Desde hace ya muchos años, los líderes de la Iglesia han instado a los matrimonios mayores a prestar servicio. El élder M. Russell Ballard, del Quórum de los Doce Apóstoles, dijo: “Las misiones de todas partes necesitan matrimonios misioneros. Su madurez y experiencia los convierten en algunos de los mejores misioneros que tenemos. Sus habilidades especiales… les permiten capacitar a los líderes locales en forma eficaz, fortalecer y reactivar a los miembros, y traer personas que no son miembros a Cristo” (véase “Matrimonios misioneros”, Liahona, mayo de 1990, pág. 21).

Se anima a los matrimonios dignos que deseen prestar servicio como misioneros a comunicar su deseo de servir a su obispo o presidente de rama. La extensión del servicio puede variar entre 6 y 23 meses.

Quienes tengan preguntas sobre las misiones para personas mayores pueden llamar al 1-800-453-3860, ext. 2-6741 (o 1-801-240-6741), o enviar un correo electrónico a SeniorMissionaryServices@ldschurch.org para recibir respuesta a preguntas específicas.