El élder Christofferson aconseja a los miembros de Centroamérica


La obra de la Iglesia en la actualidad consiste en preparar un pueblo que esté listo para recibir y servir al Señor cuando venga, dijo el élder D. Todd Christofferson, del Quórum de los Doce Apóstoles, a los miembros de la Estaca Arraiján, Panamá, el 20 de enero de 2013.

Éste fue un tema al cual el élder Christofferson se refirió en varias ocasiones durante una gira por Centroamérica, desde el 11 al 20 de enero, al hablar en reuniones para jóvenes, jóvenes adultos solteros, misioneros, líderes locales y a los miembros en reuniones de conferencias de estaca.

Al élder Christofferson lo acompañaron su esposa, Kathy Christofferson, y el élder Richard J. Maynes, de la Presidencia de los Setenta, y su esposa, Nancy Maynes. Mientras viajaba, primero a Costa Rica, luego a Guatemala y por último a Panamá, en diferentes lugares, se unieron al élder Christofferson los miembros de la Presidencia de Área: el élder James B. Martino, Presidente; el élder Carlos H. Amado, Primer Consejero; y el élder Kevin R. Duncan, Segundo Consejero.

El élder Maynes también viajó a Honduras y a Belice para reunirse con líderes y miembros de esos lugares.

El élder Christofferson se dirigió a cientos de jóvenes reunidos en conferencias de Fortaleza de la Juventud en Costa Rica y Panamá; a grupos de misioneros en San José, Costa Rica; Ciudad de Guatemala y Ciudad de Panamá; a grupos grandes de jóvenes adultos solteros en esos tres países; y a grupos de líderes del sacerdocio y de las organizaciones auxiliares.

Además, se reunió con los presidentes de Costa Rica y de Guatemala a fin de ayudar a consolidar importantes lazos con esos gobiernos.

En Costa Rica, el élder Christofferson instó a los jóvenes y a los jóvenes adultos a obedecer los mandamientos, a recordar que el Padre Celestial los conoce y los ama, y a leer las Escrituras todos los días y procurar recibir todo lo que el Espíritu les puede dar mientras leen.

Dio un testimonio firme del profeta José Smith y de Jesucristo. “Les confiero la bendición de que puedan recibir el mismo testimonio que yo expreso” dijo, y agregó: “[Jesucristo] es real. Esta noche pido que Sus bendiciones estén sobre ustedes”.

En Guatemala, recalcó la importancia de la familia.

“Al establecer una familia, cumplimos con nuestro mayor propósito sobre la tierra”, dijo.

Se dirigió a los jóvenes de Panamá y testificó: “El líder de esta Iglesia es nuestro Señor Jesucristo. Él es un líder sumamente dedicado y toma parte activa y directa para guiar Su Iglesia”.

En una conferencia de líderes del sacerdocio se hizo hincapié en no centrarse en las tareas y en estar ocupado, sino más bien en los resultados del servicio del sacerdocio, sobre todo en la conversión de cada persona.

El élder Maynes también presidió en varias reuniones, las cuales incluyeron reuniones de jóvenes adultos y de misioneros en Belice y en Honduras. También ofreció consejos y guía espiritual a cientos de personas en esos países centroamericanos.

Jason Swensen colaboró con este informe.