El prestar servicio en la Iglesia

Prestar servicio a los discapacitados


Prestar servicio a los discapacitados

Cuando a Lynn Parsons se la llamó como especialista en discapacidades en la Estaca Hurst, Texas, deseaba cumplir su llamamiento de manera que bendijera la vida de los miembros de su estaca, en especial a aquellos que tenían discapacidades y a sus familias.

Una de las primeras cosas que Lynn hizo fue repasar la información relacionada con su llamamiento en el sitio LDS.org (lds.org/callings/disability-specialist), y utilizó el Manual 2: Administración de la Iglesia con el fin de entender las pautas oficiales de la Iglesia con respecto a las personas que tienen discapacidades. El sitio Recursos para asistir a personas con discapacidades (lds.org/topics/disability) también sirvió de fuente de consulta; la ayudó a entender varias discapacidades y sirvió como recurso para compartir con los miembros de su estaca.

En el Manual 2 dice: “El obispado o la presidencia de estaca pueden llamar a un especialista de barrio o de estaca en discapacidades para ayudar a las personas y a las familias”1. En LDS.org se proporciona información adicional en cuanto a este llamamiento, explicando que “la función del especialista en discapacidades es ayudar a facilitar el aumento de la participación y la inclusión de los miembros de la Iglesia con discapacidades”2.

Con esa comprensión, Lynn dice que quería “ayudar a los líderes a cumplir sus llamamientos al encontrar las herramientas que necesitaban para prestar servicio a las personas con discapacidades”.

Además, Lynn encontró información a través de los recursos comunitarios y nacionales, el internet y los miembros del barrio y de la estaca que tenían antecedentes trabajando con personas con discapacidades. Lynn utiliza esos recursos a medida que busca soluciones a algunos de los retos que enfrentan los líderes y las familias de su estaca. No siempre sabe a dónde recurrir para recibir información y ayuda, “pero si de verdad se busca la respuesta mediante la oración”, afirma, “se sentirá la inspiración para saber dónde buscarla”.

Comprender las necesidades

Lynn también se esfuerza por comprender las necesidades que los líderes de la región donde vive tienen en cuanto a las discapacidades. Para ello, pidió a los líderes de la estaca que enviaran una carta a los obispos informándoles de su llamamiento y de que estaba disponible para ayudar. También se reunió con la presidencia de la Primaria de estaca para comprender algunos de los retos que existían, e hizo planes para reunirse con otros grupos de líderes. “Quería que se corriera la voz”, dijo; “quería que la gente supiera dónde podían encontrar ayuda”.

Al hacer saber a los miembros de la estaca que estaba dispuesta a prestar servicio, Lynn no tardó en encontrar oportunidades para ayudar a los líderes. En menos de dos meses de haber sido llamada como especialista en discapacidades, la invitaron a reunirse con un consejo de barrio para hablar sobre las características de una discapacidad específica. También prestó servicio de otras maneras, como por ejemplo ayudando a un maestro a entender la forma de enseñarle a un niño con autismo y al sugerir que se llamara a un maestro auxiliar de la Primaria para que un niño con discapacidades pudiera asistir a la clase.

Siguiendo adelante, Lynn tiene planes de ayudar a los líderes a cumplir con sus llamamientos; al hacerlo, ayuda a los miembros de su estaca a seguir el ejemplo del Salvador de amar y de servir a los demás, incluso a las personas con discapacidades.

Mostrar las referencias

    Notas

  1.   1.

    Manual 2: Administración de la Iglesia, 2010, 21.1.26.

  2.   2.

    “Especialista en discapacidades”, www.lds.org/callings/disability-specialist.