Cómo fortalecer a la familia y la Iglesia por medio del sacerdocio


Los padres, las familias y las personas serán bendecidos al estudiar y analizar estos mensajes inspirados.

¿Recuerdan estas promesas? Quizás las habrán oído en los segmentos de los videos que se mostraron durante una reunión de consejo, una reunión de quinto domingo, o una lección de Sociedad de Socorro o de quórum del sacerdocio; o tal vez las hayan analizado en una noche de hogar. Las promesas son las siguientes:

  • Los cónyuges estarán unidos.

  • Los padres brindarán mayor liderazgo espiritual a su familia.

  • Los jóvenes se prepararán para hacer y guardar convenios sagrados y servirán al Señor como misioneros de tiempo completo y a lo largo de su vida.

  • Los miembros solteros tendrán apoyo, recibirán las bendiciones del sacerdocio en sus hogares y participarán activamente en edificar el reino de Dios.

  • Los quórumes y los consejos trabajarán juntos para ministrar a los hijos del Padre Celestial.

  • La Iglesia se fortalecerá.

Esas promesas se hicieron en marzo, cuando la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles presentaron mensajes en un DVD titulado Cómo fortalecer a la familia y la Iglesia por medio del sacerdocio. En esa ocasión, se invitó a los consejos de barrio y de estaca a que analizaran los mensajes y que después deliberaran juntos sobre la manera de llevarlos a la práctica. Al mismo tiempo, se invitó a las familias a que vieran los videos por internet en http://www.lds.org, así como segmentos más cortos, tan pronto como estuvieran disponibles. Se alentó a los líderes y a los maestros a que, en reuniones y en clases, proporcionaran oportunidades para que los miembros viesen los segmentos y compartieran sus propias impresiones, experiencias y testimonios, según lo indicara el Espíritu. Se invitó a los padres a que hicieran lo mismo con su familia en el hogar.

En el segmento “Cómo usar esta capacitación”, dice: “El Espíritu Santo enseñará a los miembros a cómo fortalecerse con el poder del sacerdocio en sus funciones y responsabilidades”.

Análisis dinámicos

A pesar de que los mensajes se presentaron hace tres meses, el estudio y los análisis, así como las bendiciones que los acompañan, continúan hoy día; y este método le está dando una nueva dimensión a la naturaleza de la capacitación en la Iglesia. A diferencia de las capacitaciones anteriores, que básicamente consistían en una única transmisión para los líderes de barrio y de estaca, esta capacitación tiene miras a ser continua. Por esa razón, los segmentos de los videos se han puesto en internet en wwlt.lds.org. En un sitio relacionado con lo mismo, leadershiplibrary.lds.org, se proporciona un enlace para los videos, así como recursos adicionales para ayudar a las familias, las personas, los quórumes, las clases y los consejos a lograr un mayor entendimiento y aplicar lo que aprendan.

Cada segmento se enfoca en un aspecto diferente del sacerdocio. Los miembros de la Primera Presidencia y del Quórum de los Doce Apóstoles, junto con otras Autoridades Generales y oficiales generales, brindaron instrucción inspirada sobre lo siguiente:

  • Cómo las familias pueden hallar fortaleza y paz mediante el poder del sacerdocio.

  • Cómo ayudar a cada familia a gozar de las bendiciones del sacerdocio.

  • Cómo las personas que poseen las llaves del sacerdocio fortalecen los hogares y a las familias.

  • Cómo ministrar a la manera de Cristo.

  • Cómo criar a los hijos en la luz y la verdad.

La mayoría de los principios del Evangelio que se tratan en Cómo fortalecer a la familia y la Iglesia por medio del sacerdocio también se enseñan en el Manual 2: Administración de la Iglesia, de modo que el repasar la información del manual podría ser útil durante el estudio y los análisis. También sería de utilidad repasar “La Familia: Una Proclamación para el Mundo”.

El presidente Henry B. Eyring, Primer Consejero de la Primera Presidencia, explica que los mensajes de Cómo fortalecer a la familia y la Iglesia por medio del sacerdocio “nos [ayudan] a aprender, por el poder del Espíritu Santo, la forma en que el Padre Celestial desea que ministremos, en particular a las familias”. Ésa es la sección más potente de la capacitación, no tanto lo que se dice en el segmento del video, sino lo que el Espíritu Santo nos enseña al meditar y hablar sobre los principios que se enseñan.

Dónde compartir

A todos los líderes, miembros y familias se les debe dar la oportunidad de oír y analizar los mensajes de Cómo fortalecer a la familia y la Iglesia por medio del sacerdocio, ya sea en DVD o en línea.

Los mensajes bendicen a las familias a medida que los utilizan en las noches de hogar u otras situaciones familiares. Después de todo, los cónyuges son socios en igualdad al guiar a los hijos. “Podría haber ocasiones en que un padre o una madre tengan que enseñar un principio, y podrían usar este recurso para ayudar a un hijo o a una hija con algún aspecto”, explica el élder M. Russell Ballard, del Quórum de los Doce Apóstoles, en el segmento titulado: “Ésta es Su obra”. Y el élder Dallin H. Oaks, del Quórum de los Doce Apóstoles, destaca que “por más importantes que sean las enseñanzas de un asesor del sacerdocio o de una asesora de las Mujeres Jóvenes en la Iglesia —y esperamos que sean eficaces— nunca serán más eficaces que el ejemplo de una madre o el ejemplo de un padre”.

En ámbitos de la Iglesia, los mensajes se pueden utilizar en reuniones de presidencia de estaca y de obispados; reuniones de consejo de estaca y de barrio; reuniones del comité ejecutivo del sacerdocio; reuniones de las organizaciones auxiliares de estaca; reuniones de presidencias, incluyendo las presidencias de los quórumes del Sacerdocio Aarónico y las presidencias de las clases de las Mujeres Jóvenes; reuniones combinadas de quinto domingo del sacerdocio y de la Sociedad de Socorro; reuniones dominicales de quórum y clases de las organizaciones auxiliares; reuniones de conferencia de estaca o de distrito (no en la sesión general dominical); y en reuniones de conferencia de barrio o rama (no en la reunión sacramental).

En los temas para tratar se podría incluir la forma de fortalecer a los jóvenes y a los jóvenes adultos solteros. Los líderes podrían hacer asignaciones basadas en esos temas y dar seguimiento a dichas asignaciones con regularidad en las reuniones de consejo.

El propósito de estudiar y hablar sobre estos mensajes es ayudar a las personas y a las familias a fortalecer su fe, aumentar su testimonio e intensificar su conversión al evangelio de Jesucristo.

“Para tener seguridad y éxito, las intenciones del corazón deben estar en armonía con los deseos y el poder de Dios”, dice el presidente Eyring. Estos mensajes son una “guía y nos [alientan] para lograr esa armonía y para que podamos guiar a los demás”.

El segmento “Ministrar” proporciona poderosos ejemplos de líderes del sacerdocio que visitan a personas y familias a fin de demostrar cómo esas visitas pueden ayudar a rescatar a los miembros menos activos.

“Al pensar en las formas de socorrer a los débiles, levantar las manos caídas y fortalecer las rodillas debilitadas, no hay mejor manera de hacer eso que cuando estamos con las personas en su casa, de forma individual, ejerciendo ese ministerio de acuerdo con el modelo que usó Jesucristo”, dice el obispo presidente Gary E. Stevenson en el segmento “Ésta es Su obra”. “El verdadero progreso vendrá cuando aprendamos, y luego apliquemos lo aprendido”, afirma.

Fortaleza y paz

A medida que esta capacitación se siga utilizando en la Iglesia, los miembros recibirán bendiciones cuando lleven a la práctica los principios del Evangelio que se les enseñen. “Todos los hijos y las hijas de Dios serán bendecidos si siguen las enseñanzas y los ejemplos de estas presentaciones”, afirma el élder Ballard.

Mediante el sacerdocio, esposos y esposas, padres y madres, jóvenes, miembros solteros, quórumes y consejos se ministran los unos a los otros y encuentran inspiración al seguir el ejemplo de Jesucristo. Si siguen haciéndolo, las promesas que se hacen en Cómo fortalecer a la familia y la Iglesia por medio del sacerdocio se cumplirán. Los miembros verán el cumplimiento de la promesa que hizo el presidente Eyring en el último segmento: que incluso en momentos de amargura, “nuestra familia puede permanecer fuerte y en paz”.

Dónde encontrar los videos y los recursos

Los segmentos de los videos y el material de apoyo están disponibles en http://wwlt.lds.org. Si los segmentos de internet se acceden en un centro de reuniones, se recomienda que los líderes los descarguen y los vean en una computadora en vez de valerse de la conexión de internet del centro de reuniones.

Principios proféticos de la capacitación

Los segmentos de los videos que figuran en Cómo fortalecer a la familia y la Iglesia por medio del sacerdocio están repletos de enseñanzas memorables. A continuación aparecen algunas de miembros del Quórum de los Doce Apóstoles:

El élder L. Tom Perry, que dirigió un análisis en cuanto a las llaves del sacerdocio, testifica que “pertenecemos a la Iglesia del Salvador. Él es quien preside, guía y dirige a Su profeta aquí en la tierra. No tengo dudas de que Él es la cabeza de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”.

El élder Russell M. Nelson enseña que “nada es más importante para los futuros misioneros que sentir la recta influencia del sacerdocio en sus hogares y sentir sus bendiciones en su vida”.

El élder Dallin H. Oaks aconseja que “el poder del sacerdocio depende de la rectitud personal” y que las bendiciones del poder del sacerdocio “están disponibles tanto para hombres como para mujeres”. Dice que la familia es “la imagen y precursora de la exaltación en el reino celestial”.

Y el élder M. Russell Ballard testifica que “la autoridad del sacerdocio puede unir [a las familias] mediante las ordenanzas selladoras de la casa del Señor”. También aconseja que “los hermanos que dirigen los barrios y las estacas deben acercarse más a la fortaleza que las mujeres de la Iglesia aportan en la edificación del reino de Dios”.