Desafíos en Misuri


¡Ven con nosotros a explorar un lugar importante de la historia de la Iglesia!

Desafíos en Misuri

Para José Smith fue un viaje largo y difícil desde Kirtland, Ohio, a Independence, Misuri. Viajó en carreta, en barcaza y por diligencia. ¡Y tuvo que caminar los últimos 400 kilómetros! Pero el Señor le había dicho que fuera a Misuri a establecer Sión, de modo que José Smith obedeció.

Otros miembros de la Iglesia comenzaron a llegar a Misuri en 1831. Araron la tierra, edificaron casas y recogieron la cosecha.

A medida que más miembros se mudaban a Independence, Misuri, algunas personas que ya vivían allí comenzaron a desconfiar de ellos y a enojarse. Las chusmas atacaron las casas de los santos y les exigieron que se marcharan.

La cárcel de Liberty

En el invierno de 1838, a José Smith y a otros cinco líderes de la Iglesia se los arrestó por cargos falsos y se los llevó a la cárcel de Liberty. La cárcel era oscura, sucia y extremadamente fría, y los prisioneros no tenían cobijas suficientemente abrigadas ni buena comida. La cárcel de Liberty tenía paredes gruesas de piedra; el cuarto superior era para el carcelero y su familia, y el cuarto inferior, el “calabozo”, era para los prisioneros. La única manera de entrar y salir del cuarto inferior era una escotilla.

Mientras el Profeta estaba en la cárcel, el Señor le dijo: “No temas, pues, lo que pueda hacer el hombre, porque Dios estará contigo para siempre jamás” (D. y C. 122:9).

La Iglesia reconstruyó parte de la cárcel usando algunas piedras originales y otras que rehicieron, y luego construyó un centro de visitantes a su alrededor. Hoy en día, muchos visitantes van a ver el lugar donde el profeta de Dios recibió revelaciones de consuelo mientras estaba en la cárcel.