¿Por qué es tan importante la obra de historia familiar?

Adaptado de “El corazón de los hijos se volverá”, Liahona, noviembre de 2011, págs. 24–27.


David A. Bednar
Los miembros del Quórum de los Doce Apóstoles son testigos especiales de Jesucristo.

¿Por qué es tan importante la obra de historia familiar?

El profeta José Smith declaró: “La responsabilidad mayor que Dios ha puesto sobre nosotros en este mundo es ocuparnos de nuestros muertos”1.

La historia familiar es una parte vital de la obra de salvación y exaltación.

Tenemos la responsabilidad, adquirida por convenio, de buscar los nombres de nuestros antepasados y proporcionarles las ordenanzas salvadoras del Evangelio.

Invito a los jóvenes de la Iglesia a aprender sobre el espíritu de Elías y a experimentarlo2.

Los insto a estudiar, a buscar a sus antepasados y a prepararse para efectuar bautismos vicarios en la casa del Señor por sus propios familiares fallecidos.

Si responden con fe a esta invitación, el corazón de ustedes se volverá hacia los padres.

El amor y la gratitud que sienten hacia sus antepasados aumentará.

Serán protegidos en su juventud y a lo largo de su vida.

Su testimonio del Salvador y su conversión a Él serán profundos y perdurables.

Mostrar referencias

    Notas

  1.   1.

    Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, pág. 507.

  2.   2.

    Véase Doctrina y Convenios 2:1–2.