Me ayuda a tratar con más fuerza

¡Me encanta la revista Liahona! Me siento muy bien cuando la leo. Me gusta llevarla a la universidad y dársela a mis amigos. Los artículos me ayudan a ser mejor persona, hacer la obra misional y hacer lo justo. Cuando estudio la revista, me doy cuenta de que trato de ser mejor cada día y hago un mayor esfuerzo para seguir a Jesucristo.

Anastacia Naprasnikova, Ucrania

Una brújula espiritual y temporal

La revista Liahona fortalece mi testimonio. Es una brújula, tanto espiritual como temporal. Leer las palabras de las Autoridades Generales me ayuda a acercarme más a Jesucristo. Y como misionero, leer los testimonio de muchos santos conversos me consuela y me ayuda a ser un trabajador eficiente en la viña del Maestro.

Élder Gomun, Misión Benín Cotonú

Corrección

La página 27 del ejemplar de febrero de la revista Liahona indica que Dima Ivanov vive en Vladivostok, Rusia, pero en realidad vive en Ulán-Udé, Rusia.