El élder Cook se dirige a miembros e investigadores en Costa de Marfil


El élder Quentin L. Cook, del Quórum de los Doce Apóstoles, viajó a Abiyán, Costa de Marfil, en febrero de 2013. Durante la visita para presidir en una conferencia de líderes del sacerdocio, llevó a cabo una reunión especial con miembros e investigadores, y visitó a oficiales gubernamentales clave.

Al élder Cook lo acompañaron en el viaje el élder L. Whitney Clayton, de la Presidencia de los Setenta; el élder John B. Dickson, de los Setenta y Presidente del Área África Oeste; y el élder Joseph W. Sitati, de los Setenta, Primer Consejero de la Presidencia del Área África Oeste.

La asistencia total a la conferencia de líderes del sacerdocio y a la reunión para miembros e investigadores fue de 9.693 personas, que incluyó a 619 investigadores. Muchos miembros sacrificaron mucho para asistir. Virginie Oulai Tongo, de la Rama Meagui, Misión Costa de Marfil Abiyán, dijo que su familia ahorró dinero para venir y ver a un apóstol. “Viajamos 12 horas, pero estoy contenta”, dijo.

Muchos de los que asistieron a la conferencia expresaron la increíble riqueza del Espíritu de la que disfrutaron. El obispo Leon Kouadio, de la Rama Dokui, Estaca Cocody, dijo: “Sé que tuvimos entre nosotros la presencia de un siervo distinguido de nuestro Salvador”.

La cantidad de miembros en Costa de Marfil ha crecido de una familia en 1984, a cinco estacas y un distrito hoy en día.

En años recientes, la fidelidad de los santos marfileños se ha manifestado particularmente en su obra del templo y de historia familiar. Tres de las cinco estacas de Costa de Marfil están entre el 25 por ciento más alto de la Iglesia en adultos que enviaron nombres de familiares para hacer las ordenanzas del templo durante el año 2012. De todas las estacas de la Iglesia, la Estaca de Cocody tiene el porcentaje más alto de adultos que, en un momento u otro, han enviado nombres para la obra del templo.

Los jóvenes también están haciendo su parte. El porcentaje de jóvenes marfileños que están haciendo obra de indexación es más del doble que el promedio de la Iglesia, a pesar del hecho de que en realidad, ninguno de ellos tiene acceso personal a una computadora y a internet, sino que deben ir a un centro de obra familiar de estaca para hacer el trabajo.

A los miembros se les ha enseñado que la obra de historia familiar es una parte esencial de vivir el Evangelio. Trabajan arduamente para tener nombres de sus familiares preparados antes de entrar al autobús para el largo viaje al Templo de Accra, Ghana. Y normalmente no sólo llevan unos pocos nombres, sino muchos.

El élder Cook y el élder Clayton instaron a los santos a seguir adelante en cuatro áreas: aumentar su fe en el Señor Jesucristo, fortalecer a sus familias, compartir el Evangelio con otros de forma activa, y continuar con sus increíbles esfuerzos en la obra de historia familiar y del templo.