Explorando Nauvoo


¡Acompáñanos a ver un lugar importante de la historia de la Iglesia!

Explorando Nauvoo

El polvo se levanta suavemente cuando caminas por la calle; se ve la luz del sol bailando en el río Misisipí y después oyes el ruido de los cascos de un caballo que tira de un carro. ¿Has retrocedido en el tiempo? No, estás en la calle Parley de Nauvoo, Illinois.

En 1839, el profeta José Smith y los primeros miembros de la Iglesia se asentaron en Nauvoo y edificaron una ciudad y un templo hermosos. Vivieron allí hasta la mitad de la década de 1840, cuando comenzaron su travesía al oeste.

Los santos incluso hacían sus propios botones adornados.

Nauvoo es una palabra hebrea que significa “lugar hermoso”. Nauvoo tenía jardines hermosos, edificios de ladrillo y campos verdes.

Muchos de los antiguos edificios de Nauvoo se han restaurado. Misioneros vestidos con ropa de la década de 1840 les cuentan a los visitantes en cuanto a los primeros santos. Uno puede probar una galleta de jengibre en la panadería Scovil o ver cómo se fabrican los zapatos en la zapatería.

El papel y los sellos eran caros, de modo que las personas usaban la “escritura cruzada” en sus cartas. Escribían en una dirección, luego giraban la hoja y escribían por encima en dirección perpendicular. Inténtalo y ¡a ver si puedes leer tu propia letra!

Se necesitaban tres personas para fabricar cuerda de la manera en que lo hacían los pioneros.

En la escuela, los niños escribían en trozos de pizarra.

El Templo de Nauvoo está en un monte, desde donde se ven la ciudad y el río. Lee más en cuanto al templo en el ejemplar del mes próximo.

Para hacer velas, ataban cuerda alrededor de una piedra y después la sumergían en grasa de animal una y otra vez.

La luz de esta lámpara hacía formas divertidas en las paredes y los techos.