Jesús sana a un hombre enfermo


Jesús sana a un hombre enfermo

Un día, Jesús estaba enseñando a las personas adentro de una casa.

Afuera había un hombre que no podía caminar. Sus amigos lo habían llevado a la casa para que Jesús lo sanara, pero la casa estaba tan llena de gente que sus amigos no lo podían llevar adentro.

Los amigos del hombre lo subieron al techo de la casa e hicieron un agujero en el tejado. Bajaron al hombre y su lecho dentro de la casa para que Jesús lo pudiera ver.

Jesús vio cuánta fe tenían el hombre y sus amigos, y dijo al hombre: le dijo al hombre que se levantara y anduviera. El hombre se puso de pie. ¡Podía andar de nuevo! Recogiendo su lecho, se fue a casa feliz.

Ese día, Jesucristo mostró Su gran poder al sanar al hombre. Quería que la gente supiera que tenía poder para hacer muchas cosas maravillosas.