Retrato de un profeta


(haga clic para ver en formato más grande)

Ilustración por Robert T. Barrett.

George Albert Smith tenía 21 años cuando fue llamado por primera vez para servir a los hombres jóvenes de la Iglesia. Trabajó con los Boy Scouts de América, quienes le rindieron homenaje por su servicio. Mientras servía como apóstol, George Albert Smith también fue un líder en varias organizaciones agrícolas nacionales e internacionales. Dedicó el Templo de Idaho Falls, Idaho.